Razones para utilizar un CHAMPÚ sin SULFATOS

Razones para utilizar un CHAMPÚ sin SULFATOS
Razones para utilizar un CHAMPÚ sin SULFATOS

La mayoría de los productos de higiene para el cabello que hemos utilizado toda la vida han contenido sulfatos. Este elemento químico se ha venido usando para productos de limpieza de todo tipo, no solo para el pelo, del tipo de los detergentes y la limpieza del hogar.

Pero ¿es realmente un componente necesario? ¿por qué el champú sin sulfatos está en la boca de los mejores profesionales?

¿Qué son los sulfatos?

Los sulfatos son sales que directamente del ácido sulfúrico y destinados a eliminar la grasa. Una manera fácil de identificar un champú con sulfatos es viendo si genera espuma al mezclarlo con agua y frotarlo con el cabello. Pero ¡ojo! mucha espuma no es sinónimo de máxima limpieza.

Además, en los envases deben indicar la composición en la parte posterior añadiendo o bien Sodium Lauryl Sulfate o Sodium Laureth Sulfate. ¡No es difícil de reconocer!

Los sulfatos pueden identificarse en los ingredientes como Sodium Lauryl Sulfate o Sodium Laureth Sulfate

¿Por qué usar champú sin sulfatos?

Muchas veces no encontramos el camino a seguir para que la melena esté fuerte, brillante y sana. Y si, simplemente, ¿no estamos acertando con el champú o con los otros productos de cuidado para el cabello?

Quizá nos hemos resignado a decir Simplemente, tengo el pelo seco. O, ya he probado todo y mi cabello sigue graso. ¡No hay que rendirse! Hay solución para todo problema capilar.

El hecho de haber comprado siempre el mismo tipo de champú no significa que haya sido una elección correcta. Y, el conocimiento de los ingredientes de estos productos puede determinar el futuro de la melena.

Y, los sulfatos no dejan de ser uno de los componentes más agresivos para el pelo, que llega a causar una fuerte deshidratación del cuero cabelludo. Además, si se usa a lo largo del tiempo, causará problemas en la epidermis y el cabello se debilita, provocando picores en la cabeza. Para saber más sobre el cuero cabelludo y sus problemas, dejamos este post.

Cómo funcionan los sulfatos

Todo esto pasa por un proceso químico generado por los sulfatos. Como bien se sabe, el organismo genera una grasa natural (o sebo) que protege nuestro cabello. Y, los sulfatos, como explicábamos antes, eliminan todo tipo de grasa, no discriminan entre la suciedad y el propio sebo natural.

Por eso, estas grasas que son totalmente necesarias y beneficiosas desaparecen.

El organismo, al verse desprovisto de esta película protectora, empieza a elaborar más grasa de la necesaria, y el cuero cabelludo parece mucho más grasoso y sucio.

Entonces, será necesario lavarse el pelo con mucha más frecuencia. Y, utilizando estos champús con sulfatos, comienza un bucle del que cuesta mucho salir.

En otros casos, el organismo, en lugar de fabricar más sebo, no genera ninguna y el cabello se ve totalmente seco e irritado.

Conclusión: tanto el efecto de cabello graso como de cabello deshidratado pueden estar directamente relacionados con el uso de productos que contienen sulfatos.

Cómo funcionan las siliconas

Hablamos del sulfato como el enemigo de nuestra melena. Sin embargo, las siliconas no se quedan atrás.

Son un derivado del petróleo, incorporados en los champús con el único objetivo de hacerlo parecer mucho más brillante y sedoso, recubriendo la fibra capilar de una película (que no deja de ser artificial) que no dejan al cabello que se oxigene.

Estas siliconas se acumulan en el pelo y dañan la cutícula, la resecan y la vuelven quebradiza. Se aglomeran en el cuero cabelludo, y ni el sol ni el oxígeno consiguen penetrar en la hebra.

Ventajas de usar un champú sin sal

Entonces, ahora que se sabe cómo funcionan los productos que contienen sulfato, habrá que buscar una alternativa. Y, por suerte, la hay. Ya son muchas las marcas las que se suben al carro de productos sin sulfatos, sin siliconas y sin alcoholes.

Muchas de ellas lo indican en su envase con etiquetas del tipo “Champú Zero” “Sin sulfatos ni siliconas.” Y, en otras, hay que hacer una breve investigación y pararse a leer la larga ristra de ingredientes.

Si no ha quedado claro, los beneficios de no utilizar un champú con estos ingredientes son los siguientes:

  • Muchos menos picores e irritación en el cuero cabelludo. La sequedad producida por este componente químico llega a generar picores e incluso caspa. Además, en los casos más extremos pueden salir eczemas y alergias.
  • El cuero cabelludo sigue su ciclo natural. El organismo produce el sebo necesario para proteger el pelo, y ningún producto lo elimina en vano. Por lo que los folículos pilosos mantendrán el aceite, y no quedará ni seco ni quebradizo.
  • Perfecto para pelos teñidos y con tratamientos alisadores. Al no contener ingredientes agresivos, el tinte se mantiene mucho más tiempo en mejores condiciones.
  • Una melena mucho más hidratada. Los cabellos ásperos y dañados por culpa de tintes, planchas y más, serán los que más noten el cambio al modificar este hábito de higiene. La humedad se retiene en el pelo con mayor facilidad, lo que reduce el frizz. Hay muchos otros consejos para eliminar el encrespamiento, de los que ya os hablamos aquí.
  • Contienen aceites naturales. Están fabricados con más ingredientes vegetales, del tipo del aloe vera o la proteína de seda hidrolizada, que le dan elasticidad y brillo y nutren al cabello reparándolo de los anteriores malos hábitos.
  • Disminuirá la frecuencia de lavado. A partir de esta desintoxicación, el cabello no se ensuciará con tanta rapidez, ya que la suciedad venía del sulfato y la silicona. Por lo que, eso de lavarse el cabello todos los días habrás acabado.
  • Mucho menos dinero gastado. Una vez que se consigue un ritmo de lavado de dos o tres veces a la semana, se gasta mucho menos champú y, por ende, mucho menos dinero.
  • Los rizos vuelven a surgir más definidos. Si no te suena el Curly Girl Method, haz una búsqueda. Es una manera de cuidar el cabello rizado para que vuelvan a nacer los tirabuzones sin encrespamiento. Y, para ello, es imprescindible el uso de estos champús sin alcoholes, sulfatos o siliconas. Aquí te hablamos más de ello.

Lavarse el pelo con productos sin sulfatos, siliconas o alcoholes solo conllevará a un mejor cuidado y a conseguir todas las ventajas nombradas anteriormente. Son altamente recomendados por los expertos del sector, y cada ves más centros de peluquería los añaden en sus rutinas.

error: Content is protected !!