Lo que tenemos que saber sobre el cuero cabelludo

13 octubre, 2020
Portada - Tratamiento para el pelo
0 177 0

La piel que cubre el cráneo y sirve de pase para el cabello se denomina cuero cabelludo. Es diferente al resto de la piel del cuerpo; cuenta con muchos más vasos sanguíneos bajo ella.

Los profesionales de peluquería, así como los de la salud, deben tener clara sus características, sus funciones y sus problemas, para saber cómo tratarlos en el caso de ser necesario y cómo prevenirlos.  Además, hay diferentes tipos de cuero cabelludo según las potenciales problemáticas, y es importante conocerlos todos para poder determinar los champús, acondicionadores y mascarillas propicias para ellos. El diagnóstico del experto determinará el futuro del cabello.

¿Qué es el cuero cabelludo?

El cuero cabelludo está formado por unos tejidos suaves que crea una capa exterior elástica y muy resistente para cubrir el cráneo.

Se conforma de diferentes capas de tejido: la piel, el tejido conectivo subcutáneo, la capa aponeurótica muscular, la capa de tejido conectivo laxo y el pericráneo.

En la piel, que es la más próxima a la superficie, se encuentra el bulbo piloso¸ donde se sujeta el cabello.

Las células que se encuentran en el cuero cabelludo se renuevan cada dos semanas, una semana menos que el de renovación de la piel del resto del cuerpo. A este proceso se le llama descamación. Y, cuando ocurre una descamación excesiva, con una frecuencia mayor, las células se acumulan y se ven, dando lugar a la caspa.

De esto ya hablamos en el post sobre la caspa y la descamación capilar. Para evitar esto, es vital conocer cómo cuidar el cabello, qué productos de higiene utilizar y qué hábitos llevar a cabo.

¿Cuál es la función del cuero cabelludo?

El cuero cabelludo no solo tiene una función: protección inmunológica, aislante térmico y barrera física.

Protege la cabeza de las agresiones y golpes, de la contaminación y de los fuertes cambios de temperatura. Es decir, que, aunque es importante como base del cabello, y vital para que la melena luzca hermosa y con vida, lo más importante es su papel como protector del cráneo.

El cuero cabelludo y el cabello

Las personas tenemos entre 100,000 y 150,000 cabellos en el cuero cabelludo. Y, cada uno tiene su raíz (o bulbo piloso) y el tallo, que es lo visible, lo que conocemos como pelo o hebra capilar.

El pelo se compone de queratina y de melanina, entre otros. La queratina le aporta resistencia y fuerza, mientras que la melanina es la sustancia que le da el color natural.

El cuero cabelludo es la base, el terreno donde está implantado el bulbo. Por ende, debe estar completamente sano y nutrido, para que la hebra capilar crezca sana hacia lo alto.

Tipos de cuero cabelludo

Cuero cabelludo graso

La seborrea, o el exceso de grasa en el cuero cabelludo, está causado por un problema en las glándulas sebáceas. Y este mal funcionamiento de las células puede deberse a varios factores:

-El estrés.

-La mala alimentación.

-Los cambios hormonales.

-El exceso de alcohol y tabaco.

-Tratamientos farmacológicos.

-Uso de productos inadecuados.

No se puede llegar a la errónea conclusión de que el sebo sea malo para nuestro cabello. Todo lo contrario. El sebo natural hace que el pelo luzca saludable y suave, y lo ayuda a no quebrarse fácilmente.

Es el exceso de sebo lo que causa el efecto de pelo sucio o graso.

Para evitarlo, lo mejor es utilizar productos sin parabenos, siliconas y otros ingredientes de los que ya te hablamos en esta entrada. Elegir el producto adecuado es el paso más importante para tener el cabello sedoso.

Seco

Cuando tenemos la situación inversa, y el cuero cabelludo no tiene el sebo necesario, el cabello lucirá frágil, seco y quebradizo, las puntas estarán abiertas y se formarán nudos y pequeñas rastas difíciles de peinar.

En estos casos, se produce una pérdida de agua acelerada, lo que genera falta de hidratación y un cabello áspero, sensible a la electricidad estática.

Es cierto que, aunque hay personas que tienen el pelo seco de por sí, lo normal es que se deba a agentes externos, como exceso de sol, viento, la contaminación de las grandes ciudades, el cloro de las piscinas, el uso de tintes de mala calidad y permanentes, o cepillados muy bruscos.

Para este tipo de pelo, lo mejor es seguir esta ristra de consejos:

-No cepillarse con brusquedad.

-Lavarse el pelo con agua tibia. Nunca excesivamente caliente.

-Utilizar productos naturales y sin ingredientes agresivos o dañinos.

-Realizar tratamientos de hidratación cada dos meses.

Problemas del cuero cabelludo

Aunque el cuero cabelludo tienda a estar seco o a estar graso, no se pueden considerar problemas ni patologías. Sin embargo, existen otros síntomas por los que hay que preocuparse.

  • Caída del cabello:

La caída de mucho pelo y la ruptura de este es un problema muy común. A medida que envejecemos, el cabello pierde su densidad. Sin embargo, hay otro tipo de calvicies que no se deben a la edad y con las que hay que tener especial precaución.

La alopecia puede deberse al uso de malos productos, como tintes o permanentes; a efectos secundarios de medicamentos; al estrés emocional o postraumático, a una nutrición insuficiente, falta de hierro y proteínas…

  • Irritación, comezón y costras en el cuero cabelludo

El picor en el cuero cabelludo produce una sensación de incomodidad que corresponde a desequilibrios en la piel. Cuando agentes irritantes tienen contacto con la piel de la cabeza, lo dañan y genera muchas molestias, porque la película hidrolípida se ve alterada y la barrera cutánea no cumple su función. Por lo cual, las temperaturas extremas llegan a quemar la piel.

Las causas de esta irritación puede ser la caspa y los eccemas, que pueden venir de la mano con una infección micótica.

También, los insectos diminutos llamados piojos quedan en carne viva en el cuero cabelludo.

Afecciones como la psoriasis o la seborrea pueden causar este picor.

O puede deberse a enfermedades menos comunes, como la tiña (otra infección micótica de la capa externa que causa sarpullido) o el liquen plano.

  • Heridas, ampollas, bultos y llagas en el cuero cabelludo

Si el cuero cabelludo presenta heridas o llagas dolorosas, se puede deber a reacciones alérgicas por contacto, a una infección en los tallos del pelo (pelos enconados o foliculitis), a infecciones virales (varicela, por ejemplo), acné o quistes epidérmicos.

En estos casos, es imperativo acudir al médico o al dermatólogo.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!