PUNTAS ABIERTAS, ¿es posible cerrarlas sin tener que cortar?

puntas abiertas
puntas abiertas

La tricoptilosis, como técnicamente se llama a las puntas quemadas, es uno de los problemas que más aquejan a las clientes de las peluquerías. Para quienes no tienen demasiado apego a la longitud de su cabello, la mejor opción y la más efectiva será la de cortar. Pero, sabemos, que muchas se niegan por completo.  Veamos qué otras opciones nos quedan para intentar sellar las puntas e hidratar el cabello.

Causas de las puntas abiertas

La hebra capilar se desgarra y da lugar a las puntas abiertas. El cabello comienza a deshilacharse por las puntas, que están secas y quebradizas. Es común en cabellos que han estado expuestos a productos químicos abrasivos, contaminación, demasiada exposición solar u otros factores mecánicos. El pelo se conforma de capas de células que crean una película protectora. Estas capas, formadas por cutículas, van sufriendo las distintas agresiones a las que sometemos al cabello hasta que se rompen.

Y, ¿qué agresiones son estas?

  1. Una exposición al sol excesiva, sin protección (sombreros y tratamientos naturales) daña al cabello y a la piel.
  2. Las herramientas que trabajan con altas temperaturas, como los secadores, planchas o rizadores rompen el enlace interno de la fibra.
  3. Los procesos y productos químicos fuertes como la decoloración.

Todo lo que expone al cabello a temperaturas altas (como las planchas, que alcanzan casi los 200º) hará que se rompan enlaces entre las proteínas de la corteza de la hebra capilar, volviéndola mucho más débil. A la larga, hace que sea quebradiza y pierda la estructura original. Los rayos UV contribuye a la reducción de la capa lipídica, le resta suavidad y el pelo empieza a adquirir una textura áspera.

Hacer pasar a la melena por un proceso de decoloración hará que pierda la melanina para poder aplicar un nuevo color encima. Este tratamiento debe realizarse solo a manos de un profesional y con productos de la mayor calidad. Si se expone a un tiempo superior al adecuado, se dañará al cabello más de lo debido. Y, aunque no existe un tiempo de exposición exacto, es el especialista quien debe convenirlo según el caso.

Qué cabellos tienden más a las puntas abiertas

Los cabellos finos tienen una textura más porosa que los gruesos, ya que no tienen tantas capas de cutículas que protejan el cabello, lo que hace que se rompan más fácilmente y el aspecto de pelo quemado aparezca antes.  

Por otro lado, cuanto más larga sea la melena, más posibilidades tiene de quemarse: habrá estado más tiempo al sol y a los otros factores nocivos.   Sin embargo, no existe una regla escrita sobre este asunto. Cada cabello es un mundo y los factores que intervienen son muchos.

PUNTAS ABIERTAS

Qué hacer para evitar las puntas abiertas

Aunque cada experto recomienda los consejos que mejor le hayan funcionado, hemos recopilado los que consideramos que son comunes en todos ellos.

  • Para empezar, tomar como rutina el cortar las puntas cada dos meses. Por poco que sea, siempre será mejor que no cortar nada.  
  • El uso de champús y acondicionadores hidratantes nutrirá, facilitará el desenredado y aportará brillo y luz al pelo. Además, después de la ducha, no podemos olvidar el sérum o crema reparadora.
  • Siempre se deben estudiar los componentes de los productos que vayamos a utilizar, eligiendo siempre aquel que contenga mayor porcentaje de ingredientes naturales. En Coiffure, recomendamos el uso de productos sin sulfatos y siliconas.
  • Espaciar los lavados hará que el sebo natural se regule e hidrate el cuero cabelludo. Dos o tres veces en semana es una frecuencia adecuada. Es normal que, al principio, parezca difícil y el pelo tenga una apariencia de pelo graso. Esto durará apenas unos días, hasta que el organismo se acostumbre.
  • Otro tip a tener en cuenta es el de evitar el calor siempre que sea posible en las herramientas utilizadas. Para secar el pelo, lo mejor, de manera natural, al aire. Esto también se aplica a la temperatura del agua: aclarar el cabello con agua tibia o fría sella la fibra capilar.
  • Para desenredar el cabello, utilizar los dedos durante la aplicación del acondicionador o la mascarilla. Nunca con un peine.
  • Realizar un baño de crema con cierta periodicidad. Hidratará y nutrirá el cabello, alejándolo de los problemas de pelo dañado y seco, así cómo aplicar una mascarilla durante toda la noche, de medios a puntas.
  • Dormir sobre una almohada con funda de seda o satén, porque cuando dormimos sobre algodón, la fricción de las hebras capilares al frotarse entre sí daña el cabello.
  • Y no olvidar la, últimamente tan sonada, exfoliación capilar una vez a la semana. Al igual que exfoliamos nuestra piel para eliminar la piel muerta, nuestro cuero cabelludo también necesita respirar para que el pelo crezca sano y fuerte.

Tratamiento para puntas quemadas

Alberto Sanguino, Director de Educación de Llongueras, ya nos contó cómo diferenciar cuando la melena necesita nutrición o hidratación.  La eterna duda de muchos profesionales de aportar aceites nutritivos que alimenten al pelo o activos hidrófilos para calmar la sed queda resuelta. Por así decirlo, si necesita nutrición, el cabello tiene hambre. Mientras que, si necesita hidratación, sed. En ambos casos, las puntas se abren y el cabello queda opaco, áspero y difícil de desenredad. Te lo contamos mejor aquí.

Para tratar la deshidratación hay que entender que el cabello absorbe humedad si el ambiente es húmedo, y si es seco, la pierde [a esto se llama higroscopia]. Si el cabello pierde agua, necesitaremos un producto humectante que nos ayude a retenerla y devolverle la flexibilidad.  Mientras que, para conseguir nutrirlo, habrá que reponer las grasas naturales, proteínas y lípidos.

Puede ser que, como nos cuenta Stephan Monnery, estilista del Instituto Leonor Greyl de Paris, se dé una y no la otra. En ese caso, habrá que fijarse en los detalles del estado de la melena, para definir el tratamiento adecuado.  

 “¿Poroso, apagado y de encrespado fácil? Necesita HIDRATACIÓN”, indica Monnery. “Hay que alisar las escamas que cubren la superficie del pelo para que pierda porosidad y que la luz refleje todo su brillo. Busca fórmulas elaboradas a base de agua, champús ultra hidratantes y tratamientos reparadores que alisen la cutícula y controlen el frizz”.

“¿Grueso, quebradizo y de puntas abiertas? Necesita NUTRICIÓN. Este tipo de cabello requiere tratamientos más grasos y elaborados principalmente a base de aceites. Pero antes, hay que hidratar en profundidad para que el agua transporte los agentes nutritivos. Las mascarillas reparadoras, en este caso, son obligatorias”.

Qué deben incluir los productos para reparar el pelo

Los productos pensados para hidratar y reparar el cabello y las puntas abiertas deben estar fabricados, sobre todo, a partir de ingredientes de origen vegetal, naturales, como el aceite de oliva, argán o ricino, la miel o a base de frutas, como el higo. Aceite de almendras, rico en proteínas, minerales y vitaminas a, B1, B2 y B6. Estas vitaminas sellan la superficie de la fibra y calman la irritación y picores del cuero cabelludo. 

Aceite de Aloe Vera para fortalecer el cabello y evitar que se caiga. El aceite de Baobab y de coco, que pueden usarse como mascarillas naturales una vez a la semana. También la Vit E- Alfatocoferol será un potente antioxidante.

Y, las mascarillas o sérums con aguacate beneficiarán la salud del pelo, porque son una fuente de vitaminas A, C, E, y K, magnesio, ácidos grasos, potasio y proteínas.

Conclusiones sobre las puntas abiertas

Entonces, resolvemos la cuestión de las puntas abiertas: ¿es posible cerrarlas sin tener que cortar? Existen tratamientos con ingredientes específicos que recuperan gran parte de la vitalidad del cabello y consiguen cerrar las cutículas. Si el pelo está completamente dañado, lo mejor es realizar un corte -aunque sea de pocos centímetros- y comenzar a tratar el cabello como se merece.

Por eso es tan importante hacer caso a las indicaciones de los profesionales que, como la doctora Chacón, subdirectora médica de MC360, recomiendan “usar productos acordes a nuestro tipo de cuero cabelludo, sin dejarnos engatusar por la publicidad que, a veces, promete productos milagrosos que, probablemente, solo conseguirán sellar por fuera la fibra capilar”.

En especial, recomienda los “tratamientos sin aclarados, específicos para combatir la rotura que ayudan a reparar las puntas abiertas”.

error: Content is protected !!