Bob cat: el corte más dulcemente rebelde

billie220224

Si pensábamos que los bobs nos lo habían mostrado todo, nada más lejos de la realidad. Ahora llega una versión con matices que son un todo. Se parece al wolf, pero reduce su longitud para domesticarse ligeramente y hacerse más cómodo y llevable.

Igual de silvestre, pero más mini

Se parece a un wolf cut, pero se vuelve más felino al disminuir el largo. «Para conseguir este corte debemos partir de un carré, que no es más que un bob cuadrado y simétrico, es decir, compacto y sin capas. A partir de aquí, crearemos las capas y un efecto desestructurado siempre con una longitud corta.», afirma Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz.

La nueva naturalidad

Este efecto sigue estando de moda, aunque de un modo diferente. Ya no es el todo vale, sino que debe verse un poco meditado. «Este corte consigue devolver el protagonismo al volumen y la frescura. Por eso, no escatima en recursos como los degradados o los desfilados, aunque en versiones por encima de los hombros y cuanto más corta, mejor.”, indica Charo García de Ilitia Beauty & Science.

Con cualquier textura

Se adapta a todo tipo de pelo, desde lisos a ondulados y rizados. «Es un estilo que va bien con cualquier cabello. En los lisos, rompe con la monotonía de las líneas rectas. Con los ondulados, realza su frescura y con los rizados, consigue destacar gracias a la creación de un nuevo contorno.«, comenta Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Dando forma

Para trabajar este corte debemos respetar su espíritu desenfadado, eso facilita mucho, además, el peinado. «Antes de secar, aplica algún producto de peinado y sécalo con el secador sin dejarlo totalmente seco. Mueve el secador con movimientos rápidos para que tome volumen y las diferentes capas cojan vuelo. Si el pelo es rizado, utiliza el difusor.«, aconseja Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas.