Corte en capas fácil – Tutorial

19 noviembre, 2020
Cortes de Pelo - Portada
0 165 0

Las modas siempre vuelven, y el corte a capas que arrasó en los 2000 no iba a ser menos. Muchas de las que juraron no volver a llevar ese hairstyle probablemente se sientan tentadas de darles una nueva oportunidad o incluso puede que ya lo hayan hecho, porque el corte a capas ha sido uno de los cortes más demandados en salones de peluquería en este 2020.

Y no es de extrañar, ya que el corte en capas es apto para cualquier tipo de cara, largo y textura de cabello, ya que es posible adaptarlas para todos los públicos.

Tipos de corte a capas

El corte a capas puede adaptarse a cualquier corte: cortos, media melena y largos.

Podemos ver cómo en cabellos cortos aporta volumen y originalidad al peinado.

Salones Carlos Valiente
XXL Team

El mullet que reinventó Miley Cyrus, y el corte shang son otros de los grandes demandados, pudiendo optar por versiones con capas más o menos marcadas y mayor o menor longitud del cabello.

Gonzalo Zarauza – Mullet
Eric Zemmour – Shang

Pero la clara tendencia en cuanto a cortes en capas es ir hacia unas capas muy finas e imperceptibles; las llamadas capas invisibles, que apenas se notan pero que proporcionan a la melena el volumen y el movimiento propios de este tipo de corte.

Gary Hooker & Michael Young

Por este motivo los cortes más deseados son las melenas con capas largas, en las que se consigue un cambio de look de manera simple y sin perder centímetros de largo, aunque también las melenas midi se apuntan a la tendencia.

Corte en capas fácil paso a paso

  1. Preparar el cabello

El primer paso que hay que llevar a cabo antes de comenzar a cortar es preparar el cabello. El cabello debe estar húmedo; no completamente mojado pero este tipo de corte no debe realizarse en seco.

Con el cabello húmedo, es aconsejable aplicar un primer de manera uniforme por toda la melena para que resulte más fácil peinar y tomar mechones de manera más homogénea, y además para que, tras realizar el corte, la punta quede más sellada

2. Dividir el cabello en secciones

Para realizar un corte en capas, el cabello debe dividirse en 3 secciones: dos en la parte delantera, y una completa en la parte posterior.

Una vez realizadas las particiones, se saca un mechón justo de la coronilla, justo en la parte en la que confluyen las tres secciones. Este mechón, con forma triangular, se peina hacia arriba en vertical, y es en ese momento cuando se decide cuánto se va a cortar.

Se realiza el corte de este mechón en un ángulo de 90º, y es el que servirá como guía para cortar el resto de cabello.

3. Realizar el corte sección a sección

  • En la parte trasera se va tomando mechón a mechón, primero en la parte izquierda y luego en la derecha (o viceversa). Cada uno de los mechones se peina hacia arriba y se va uniendo al mechón inicial de la coronilla, de manera que se corta (en ángulo de 90º) a la misma altura que el mechón anterior.
  • En el caso de la zona delantera, se comienza tomando mechones paralelos a la línea central del cabello. Del mismo modo que en la parte posterior, se une el mechón al mechón inicial de la coronilla y se utiliza como guía. A diferencia de la forma de cortar anterior, en este caso el ángulo de corte será inferior.

Para los mechones sucesivos, se tomará como guía todo el cabello cortado de la sección que se está trabajando.

4. Perfeccionar el corte

Una vez que está todo el cabello cortado, se divide en dos partes iguales a la mitad, y se llevan ambas partes hacia adelante.

Se van tomando mechones y uniéndolos por delante de la cara para igualar ambos lados.

5. Secar el cabello y despuntar

El acabado final del corte se realiza con el cabello seco. En este paso es donde se realizará el rebajado de las puntas. Se van tomando mechones y entresacando levemente cabello con la tijera en vertical en la misma dirección del cabello para lograr un degradado en el volumen.

Errores que se deben evitar al hacer un corte a capas

  • Dejar unas puntas muy pobres: Si bien lo que se busca con este tipo de cortes en capas es rebajar el volumen en puntas y obtener un mayor volumen en las capas superiores, se corre el riesgo de que las puntas se vean demasiado pobres, con escasa densidad, lo que puede dar un aspecto de cabello estropeado.
  • Abusar de las capas en personas con cabello fino y/o escaso: Ya dijimos que las capas son para todos los públicos, pero hay que saber adaptarlas al tipo de cabello. En este caso, por ejemplo, no sería conveniente realizar un corte en capas muy marcadas, ya que se conseguiría el efecto contrario al deseado, restando densidad al cabello. Por eso en este tipo de cabellos sería más aconsejable realizar unas capas finas. Por ejemplo, un corte en media melena con capas únicamente en la parte delantera, para dar movimiento al cabello, pero sin restar volumen.
  • No rebajar las puntas adecuadamente: al despuntar el cabello, lo que se consigue es que las capas se mezclen entre sí, dando movimiento y volumen al cabello. En caso de que este paso no se realice y las puntas queden muy rectas, las capas no se mezclarán entre sí y se notará mucho el escalón entre una capa y la siguiente.
  • Realizar un corte a capas que no se adapte al tipo de cara o textura del cabello: es muy habitual que algunas clientas lleguen al salón de peluquería pidiendo un corte determinado que han visto a una celebrity, pero hay que tener en cuenta que podría no ser el más indicado o favorecedor para su tipo de cabello o su cara. Por este motivo, el tipo corte, el largo de las capas y la forma debe ser individualizado para cada persona.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!