DIADEMAS, un complemento desaprovechado

Diseno sin titulo 49 1

Los accesorios pueden jugar un papel clave para que un look pase de ser sencillo a acaparar todas las miradas. Y no solo las joyas, un cinturón o un bolso pueden elevar a otro nivel cualquier estilismo sino también los accesorios para el cabello, que en los últimos años han ido tomando fuerza para convertirse, en muchas ocasiones, en los grandes protagonistas.

Ya hablamos aquí de accesorios para el pelo en general, pero hoy nos centraremos en las diademas, un complemento desaprovechado, que lleva varias temporadas siendo tendencia tanto en grandes eventos como en Street style, pero al que se le podría sacar mucho más partido.

Dan color a los outfits más básicos o neutros, completan los looks más elegantes y además son aptas para cualquier época del año, ya que mientras que, por ejemplo, un gorro no sería lo más apropiado para el verano, una diadema puede adaptarse a cualquier clima y estación.

Tendencias en diademas

  • Diademas turbante: el tipo de diadema que sigue en boga tras varias temporadas son las diademas tipo turbante.

Pueden ser más o menos voluminosas, y con tantos tipos de estampado y texturas como se pueda imaginar. De cuadros vichy, pata de gallo, flores o lunares para los looks de diario, o satinadas o de terciopelo para eventos más especiales.

  • Diademas acolchadas: Las diademas acolchadas son por definición un tipo de diadema más voluminosa y que pretende acaparar todo el protagonismo. Hay que tener cuidado al combinar este tipo de diademas con el resto de los complementos, porque de ser también muy llamativos podría resultar excesivo.
  • Diademas metálicas: El dorado es tendencia en accesorios, tanto pendientes como pulseras o anillos, y también se cuela en los accesorios para el cabello. Para quienes prefieren diademas más discretas, los diseños metálicos suelen ser más finos y cobran un menor protagonismo en cualquier look, pero sin dejar de darle ese toque especial. Según la diadema que se escoja, puede ser una excelente opción para el día a día o para ocasiones más especiales.
  • Diademas de perlas: Otro de los complementos de moda son las perlas, que ya se han dejado ver en pendientes, pasadores para el pelo e incluso jerséis. Y en diademas no podía ser menos. Pueden aparecer tanto en las más finas, metálicas, o como incrustaciones en diademas acolchadas con diferentes texturas. Estas últimas son solo para las más atrevidas: es el tipo de diadema que llevaría hoy la mismísima Blair Waldorf de la serie Gossip girl.
  • Diademas de abalorios: las diademas con abalorios pueden no resultar las más fáciles de llevar, pero pese a que puedan parecer too much, se pueden hacer fantásticas combinaciones con un simple vaquero transformando el look por completo. Pueden estar formadas en su totalidad por abalorios, pero también las hay que combinan distintas tendencias, como los abalorios incrustados en diademas acolchadas. Pueden ser tanto abalorios tipo joya como tachuelas o perlas.

Peinados con los que llevar adornos pelo

Diadema con el cabello suelto

  1. Cabello suelto con la raya en medio: La manera más extendida de llevar diademas en el Street style, tanto finas como las más llamativas con incrustaciones de joyas, es con el cabello suelto, natural y marcando la raya al medio.
  2. Con el cabello pulido hacia atrás: Si además se lleva el cabello liso, se logrará dar un mayor protagonismo a la diadema.
  3. Con mechones frontales sueltos: La moda noventera de llevar sueltos hacia la cara los dos mechones frontales, ha vuelto, y si se le suma una diadema se puede obtener un estilismo de lo más trendy.
  4. Cabello suelto con ondas marcadas: una diadema puede combinar a la perfección con un cabello trabajado para obtener una textura bien definida, pues logrará resaltarlo. Al despejar la cara, puede potenciar el largo del cabello.

En los estilismos de calle, una diadema acolchada o tipo turbante sin estampado sería lo ideal, pero para los looks de invitada puede apostarse por algo más sofisticado como diademas de abalorios, pedrería o incrustaciones.

Diademas
Eric et Laurent

Diademas en cabellos recogidos

Recogido bajo con ondas

Para las más románticas, un recogido bajo con ondas para llevar en una ocasión especial es el peinado ideal para complementar con una diadema. En este caso, al tratarse de un peinado bastante elaborado y que adquirirá bastante protagonismo en el look, es aconsejable llevar una diadema más sencilla y discreta, que no aporte demasiado volumen pero que proporcione cierta sofisticación.

Una diadema metálica sencilla, o con pequeñas perlas, podría ser un acierto en este caso.

diademas

Moño alto con accesorios

Un top bun siempre mejorará con una diadema. Las de tipo turbante o acolchadas, lisas o estampadas pueden resultar favorecedoras. Si se dejan los mechones de los laterales sueltos, en la zona de la patilla, le dará un aspecto más desenfadado.

Con cola de caballo

A veces una cola de caballo puede resultar demasiado simple, pero al añadir algún accesorio se consigue transformar el peinado por completo. Así ocurre en el caso de las diademas. Si se realiza una cola de caballo con el cabello bien pulido, se logrará dar un mayor protagonismo a la misma, pudiendo apostar por modelos más atrevidos. Otra opción es llevarla dejando hacia adelante el flequillo, o sacando los dos mechones frontales, aunando así varias tendencias en un solo peinado.

Que el propio peinado sea la diadema

Un recogido romántico en el que el propio cabello trenzado haga de diadema -lo que se conoce como trenza diadema- es una apuesta segura, un peinado que sobrevive al paso del tiempo y el más indicado para las más clásicas.

Pero también se puede optar por peinados más creativos, dando rienda suelta a la imaginación del profesional, ¡solo para las más atrevidas!

diademas
RED @Jose Urrutia (1)

Con moño messy

El messy bun o moño deshecho puede pasar de dar un aspecto descuidado a uno de lo más trendy si se le incorpora una diadema XL

error: Content is protected !!