Tipos de PATILLAS para hombre

patillas
patillas

La moda hípster nos trajo las barbas largas -que tanto nos gustan. Y, la famosa barba de tres días también es uno de los looks más escogidos entre todos los hombres del mundo.  Y, muchos de ellos se despreocupan por las patillas, y pueden salir ganando en cuestiones de tiempo y esfuerzo. Pero, ¿Saben todo lo que se están perdiendo en cuanto a su estilo? ¡Estilazo!

Y, aunque siendo sinceras, sabemos que la gran parte pasan por alto el cuidado de las patillas, hoy queremos recordar que existen y que hay que perfilarlas. Estas zonas de vello le dan un toque diferente al corte de cabello y pueden ser una pieza clave en el peinado. Así que, veamos cuáles son las más comunes y las que más favorecen.

Tipos de patillas para hombres

Desde Elvis Presley hasta Brad Pitt ha habido cientos de celebs que para representar a algún personaje o por puro estilo personal han decidido presumir de patillas.

Tipos según su longitud

Los cuatro tipos más habituales, según su largura, serían:

  • Patillas cortas:

Por encima de la oreja. Son las más demandadas, porque son fáciles de trabajar en casa, aunque el mantenimiento es diario. Henry Cavill, el último Superman, las lleva así, sin barba y con el pelo corto.

  • Patillas medias:

Por la mitad de la oreja. Van de más a menos, desvaneciéndose. Entre estas, están las que tienen forma de tornado.

Para los chicos de cuello ancho y mandíbula prominente, un corte clásico, sin barba y patilla media resalta sus facciones. Como las cortas, van mejor con los chicos de fuerte definición ósea. Son muy masculinas.

  • Patillas largas:

Por debajo de la oreja. Necesitan más cuidados. Deben estar bien perfiladas y adaptarse al peinado. Quedan bien con casi todo tipo de peinados, porque potencia todas las formas faciales.

Si no sabes a qué nos referimos, aquí se puede ver a Brad Pitt luciendo una patilla larga, con perilla y pelo largo. ¿El secreto? ¿Ser Brad Pitt? Sí. Pero también un barbero de escándalo.

  • Patillas muy largas

A la altura de la mandíbula. Estas son las que llaman más la atención. Las patillas de motero son un buen ejemplo de estas.

Según su anchura

  • Muy anchas:

Las más atrevidas, para los hombres más atrevidos. No recomendadas para quienes tienen la cara demasiado fina. Requieren un mantenimiento constante.

Patillas
Jesús Váquez
  • Ancho natural:

Son las que pasan más desapercibidas y, a su vez, dan a la cara un aspecto jovial y amigable. Cuando se combinan con una longitud media, lo mejor es llevarla con barba, para que el corte de la patilla se una con el cabello de la barba a la altura del lóbulo de la oreja. Se puede dejar un leve espacio entre ambas para diferenciarlas.

Favorecedora para aquellos con los rostros más delgados y con mandíbula marcada.

  • Finas:

Otorgan elegancia y verticalidad, ideales para aquellos hombres perfeccionistas que quieran transmitir su carácter con su aspecto físico. Además, se necesita de paciencia y tiempo para tenerlas bien perfiladas.

Según la forma

  • Pico:

Las patillas acabadas en pico poseen una característica que las hace vistosas y llamativas. Como su nombre indica, su extremo más cercano a la mandíbula estará alargado y peinado hacia alguna dirección. Da un cierto toque rockero.

patillas
Carmelo Tortosa
  • Rectangular:

Estas, las más habituales, implican muy poco trabajo puesto que ya de por sí crecen así de manera natural. Es clásico y elegante.

Quedan bien con barbas.

  • Largas y finas:

Una capa fina de pelo hasta debajo de las orejas hace que el rostro parezca algo más ancho. Por eso, es perfecta para quienes tienen la cara estrecha.

  • En forma de L:

Las patillas que más llaman la atención siempre serán las que tengan la forma más extravagante. En este caso, las patillas con forma de L dan un aspecto singular y diferente a la cara.

En su modalidad más ancha, son las patillas de Elvis Presley.

  • Invertidas

Por último, esta patilla tan de moda ahora por varios cantantes de mucho éxito (Maluma) juega con las proporciones del cabello. La patilla comenzaría en la zona inferior, donde se une con la barba, para ir desvaneciéndose hacia arriba, donde acabará de forma discreta.

Para los que se atrevan con esta patilla, los cortes de pelo deben tender hacia los degradados, del tipo buzz cut, de los que ya te hablamos aquí.

Aquí vemos con qué estilazo lo lleva Maluma.

Es favorecedora para los que tengan el rostro redondo y poco marcado.

Evidentemente, dentro de cada variedad, hay muchos matices y opciones, que dependerán del rostro y estilo del cliente. El saber escoger qué tipo favorece a cada rostro es una tarea a medias entre cliente y peluquero.