FOLICULITIS DECALVANTE: qué es y cómo tratarla

foliculitis decalvante
foliculitis decalvante

La foliculitis decalvante es definida por el doctor Francisco Pilo, experto en medicina capilar en la clínica Hospital Capilar, como “una alopecia que pertenece al grupo de las alopecias cicatriciales primarias. Se trata de una alopecia generada por una respuesta inflamatoria autoinmune crónica”. Este tipo de afección capilar se describe sobre todo “en varones jóvenes y mujeres de más de 50 años”.

Hoy en Revista Coiffure, el doctor nos explicará más en profundidad cómo funciona la foliculitis decalvante, cuáles son sus síntomas y todos los posibles tratamientos que existen.

¿Cómo se manifiesta la foliculitis decalvante?

La foliculitis decalvante es una enfermedad controlable y potencialmente reversible. No obstante, se considera una de las patologías capilares más difíciles de tratar

Dr. Francisco Pilo

La foliculitis decalvante es una enfermedad crónica que, como su nombre indica, provoca una alopecia en forma de placas, habitualmente en la zona del vértex (o coronilla) -aunque también puede aparecer en otras zonas- y presenta en los pacientes que la padecen una serie de características:

  • Pústulas
  • Costras
  • Pelos en penacho

Los citados “pelos en penacho”, nos explica el doctor Pilo, “son pelos que simulan a pelos de cepillo o de un velcro. Son varios pelos en una misma unidad folicular, cortos, duros y más gruesos y oscuros que el cabello normal del paciente”.

Con el tiempo, estos pelos desaparecen quedando un área de alopecia en las zonas afectadas.

Esta enfermedad se va manifestando en el paciente en distintas fases:

  • El paciente primero sufre una fase aguda con molestias, picor e incluso dolor en la zona afectada, con presencia de estos pelos duros y con apariencia artificial.
  • Con el tiempo, el paciente irá presentando zonas de alopecia que irán avanzando progresivamente hasta dejar una calva en casi la totalidad del área afectada.

Causas de la foliculitis decalvante

Las causas de la aparición de esta enfermedad son, tal y como nos explica el experto, aún desconocidas, aunque, añade, “parece existir una relación entre una predisposición genética que altera la inmunidad local del paciente y el microbioma (las bacterias de la piel) de esa zona, que generan un ataque a la piel por parte del propio organismo a través de unas células de defensa llamadas neutrófilos”.

Tratamientos para la foliculitis decalvante

La foliculitis decalvante se considera una de las patologías capilares más difíciles de tratar. Aún así, el doctor aclara que se trata de “una enfermedad controlable y potencialmente reversible”.

En cuanto a los tratamientos, hay varias posibilidades en función de si existen brotes activos de la enfermedad o no, aunque “ninguna de ellas es definitiva para tratar la enfermedad por sí misma”. Es decir, no es posible terminar con la enfermedad, pero sí controlar los brotes, evitar su expansión, y, una vez estabilizada, estudiar las opciones de reconstruir la alopecia.

Tratamiento de los brotes activos

Cuando existe un brote activo de foliculitis decalvante, el objetivo principal es tratar el brote y estabilizar el cuadro para que no avance la alopecia. El doctor Francisco Pilo explica que la forma de tratamiento más habitual para los brotes activos de foliculitis decalvante es una combinación de:

  • Antibióticos orales o tópicos
  • Corticoides tópicos o inyectados

La elección de un formato u otro dependerá de la gravedad del brote y, por supuesto, el tratamiento debe estar pautado por un profesional cualificado tras la evaluación del paciente. “También se están investigando nuevas posibilidades de tratamiento con biológicos”, añade Pilo.

El tratamiento de estos brotes activos de la enfermedad es fundamental, pues de esta forma se evitará que el brote se extienda a zonas contiguas y avance la zona de alopecia.

Tratamientos con brote inactivo

Siempre que el brote agudo de la enfermedad se encuentre inactivo (es decir, una vez que lleva dos años inactiva, sin signos de inflamación ni nuevos brotes), los tratamientos irán ya enfocados a recuperar el pelo perdido. En estos casos, el paciente puede optar por algunos tratamientos estéticos, como pueden ser:

✪ Micropigmentación

Consiste en la inyección de pigmento en el cuero cabelludo, con un tono similar al del cabello del propio paciente, de manera que se disimilan las zonas en las que hay ausencia de pelo, como ocurre en la foliculitis decalvante.

La técnica de la micropigmentación también se emplea en otras zonas como las cejas, labios, y una aplicación menos conocida pero muy importante es la micropigmentación oncológica, que puedes descubrir aquí.

✪ Pelucas

✪ Injertos

✪ Trasplantes

Los trasplantes capilares pueden plantearse en el área afectada en caso de que la enfermedad se mantenga dos años inactiva, y, como comentábamos anteriormente, sin signos de inflamación ni nuevos brotes, y que el paciente asuma el riesgo de que se genere un rechazo al pelo injertado o que se active un brote de nuevo y se pierda el trasplante.

No obstante, añade el doctor, “se puede realizar perfectamente un trasplante en otras zonas del cuero cabelludo del paciente”. Por ejemplo, “hace poco realizamos un trasplante de la zona de las entradas y el frontal en un paciente con un área de foliculitis decalvante en coronilla con un excelente resultado”.

➟ ¿Cuáles son las diferencias entre injerto, microinjerto y trasplante capilar? Surgen muchas dudas y confusión en torno a estos conceptos, y en esta entrada los aclaramos todos.

Podemos concluir que la foliculitis decalvante es un proceso complejo para el paciente, pero con la ayuda profesional adecuada, es posible conseguir detener el avance de la enfermedad, y con la ayuda de los tratamientos estéticos que cada vez van tomando más fuerza en las clínicas de medicina estética, también es posible minimizar sus consecuencias.