¿Flequillo que crece y crece? Péinalo así

Mientras el largo de tu melena se mantiene casi permanente, tu flequillo no deja de crecer. El corte y el color son tareas únicas y exclusivas que debemos dejar en manos de nuestros peluqueros, o si no… ¡Sabemos que luego, vienen los arrepentimientos! Sin embargo, hay cosas que podemos hacer para sacarle el máximo partido a esta etapa de transición inevitable (y más, en estos momentos). Además, ahora es el momento perfecto para atreverte a probar. Estas son las dos propuestas que ofrece Llongueras y que se adaptan a cualquier tipo de cabello: el flequillo cortina o el flequillo de lado.

Flequillo cortina

Este tipo de flequillo es un clásico y le sienta bien a todo el mundo. Se adapta a cualquier forma del rostro, aunque favorece especialmente a los cuadrados. Asimismo, funciona con cualquier tipo de cabello, sea cual sea su textura. Y, además, queda bien tanto con el pelo suelto como recogido. ¿Qué más se puede pedir? Estos son los pasos que debes seguir para lograr un flequillo cortina con un acabado profesional:

1. Con el cabello mojado, aplica spray de fijación en las raíces de la zona frontal. Esto te permitirá manejar y peinar mejor el flequillo. Para aplicarlo correctamente, ve abriendo rayas y pon un poco de producto en cada una.
2. Con ayuda del secador, da calor a las raíces, dirigiendo el cabello hacia los lados. Primero hacia uno y después hacia el otro. Esto permitirá concentrar todo el volumen en la zona del central del flequillo.
3. Una vez que las raíces ya estén listas, da calor con el secador desde arriba y con un cepillo pule los medios y puntas. El cepillo lo debemos colocar a la altura de los ojos.
4. Finalmente aplica calor en el frontal, con el secador desde abajo, para que el flequillo se abra naturalmente.

Flequillo de lado

Aunque este flequillo triunfó a principios de la década pasada, ¡todo vuelve! Y cada vez hay más celebrities que apuestan por él, puesto que se trata de un look que suaviza las facciones y dulcifica el rostro. Le favorece a cualquier tipo de óvalo, pero especialmente a los redondeados. Eso sí, cada tipo de cabello exige una manera diferente de peinarlo:

Para cabellos finos y moldeables:
1. Con el cabello húmedo, aplica spray de fijación en la zona de las raíces.
2. Con ayuda de un peine, marca una raya lateral y peina todo el cabello hacia un lado.
3. Deja secar el cabello al aire y ¡listo!

Para cabellos gruesos y difíciles de moldear:
1. Aplica spray de fijación en la zona de las raíces con el cabello húmedo.
2. Con ayuda de un peine, marca una raya lateral y peina todo el cabello hacia un lado.
3. Coloca una pinza de pato muy pegada a las raíces para sujetar el flequillo.
4. Deja secar el cabello al aire y, cuando el cabello ya esté seco, retira la pinza.
Y, si tu cabello es demasiado difícil de moldear, péinalo con el secador.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!