Neurocosmética avanzada: ¿por qué necesitamos un Sérum Booster?

serum booster

El estrés es uno de los factores con más peso en lo relativo al envejecimiento prematuro de la piel: flacidez, pérdida de luminosidad, arrugas o líneas de expresión son solo algunos de los signos más visibles.

Por este motivo, más que nunca, es importante incluir en la rutina los cosméticos necesarios y específicos para nuestro tipo de piel y nuestras necesidades, como una crema facial con activos antiestrés y antiedad que consigan prevenir y corregir los efectos del mismo, o un buen sérum booster reparador.

La tecnología y la ciencia va avanzando hasta tal punto que consigue implementar los principios de la neurocosmética avanzada en nuestros cosméticos diarios. Entre otras, la línea de productos Facialderm, con algunos de los mejores boosters para la piel, contiene una alta concentración de activos para paliar las consecuencias del estrés facial.

¿Cómo actúa el estrés sobre nuestra piel?

El estrés afecta a nuestra salud y a nuestro aspecto físico. Es una evidencia más que refutada. Pero, hay ciertos factores que, además, potencian los efectos negativos del estrés sobre nuestra dermis y que, a toda costa, debemos evitar.

Factores que provocan estrés en nuestra piel

▸ Exposición solar

▸ Contaminación

▸ Viento

▸ Exposición a la luz azul

▸ Cambios de temperatura

▸ Estrés emocional

Consecuencias del estrés facial

Todos estos factores tienen consecuencias en la piel tales como:

  • Aceleración del envejecimiento cutáneo, por la degradación del colágeno y elastina.
  • Daños en el ADN celular
  • Degradación del ácido hialurónico
  • Empeoran condiciones preexistentes en la piel, como psoriasis o rosácea

Lo que se traduce en efectos directos y negativos en la salud de nuestra piel como:

✘ Manchas.

✘ Puntos negros o poros.

✘ Signos prematuros de envejecimiento: pequeñas arrugas, patas de gallo o líneas de expresión.

¿Qué es la neurocosmética avanzada?

Con el tiempo, se ha comprobado que existe una evidente relación entre la piel y el sistema nervioso, por lo que estudiar dicha relación es clave para enfocar la prevención y tratamiento de los problemas cutáneos desde la raíz de los mismos.

Para tratar todos los problemas anteriores, nace la neurocosmética avanzada, que se convierte en la ciencia que estudia esta relación entre dermis y sistema nervioso, y Facialderm es una marca pionera y referente en este campo.

La importancia de la crema facial: un sérum booster para cada tipo de piel

Uno de productos de neurocosmética avanzada desarrollados por Facialderm son los serums booster que ofrecen fórmulas con altas concentraciones en activos y que hidratan en profundidad, además de tratar cada problemática concreta de la piel.

Estos sérums están recomendados para necesidades concretas como la falta de iluminación, la flacidad facical, el incremento de puntos negros debido a la contaminación… Se aplican en momentos puntuales, cuando nuestra piel está falta de ciertos nutrientes. Su alta concentración permite que, con pocas aplicaciones, obtengamos los mejores resultados.

Todos los tipos de serum booster

Sérum antimanchas, capaz de corregir y difuminar manchas de la piel

Sérum reparador facial, para pieles irritadas y con rojeces causadas, por ejemplo, por temperaturas frías.

Sérum booster antipolución facial, especialmente indicado para quienes estén expuestos a luces de pantallas diariamente.

Sérum facial reductor de poros, que ayuda a disminuir visiblemente el tamaño de los mismos, indicado para pieles mixtas y grasas.

Sérum facial lifting, indicado para pieles fatigadas, estimulando la formación de colágeno.

Todos los sérums booster deberían tener un test de eficacia probado para poder garantizar los resultados. En el caso de Facialderm, podrán verse en 28 días.

¿En qué paso de la rutina facial se aplica el sérum booster?

El primer paso de la rutina facial debe ser siempre la limpieza, para aplicar en la piel limpia el serúm booster que más se adapte a las necesidades de cada piel. Es decir, sería el paso inmediato a la limpieza.

Como último paso, tras dejar que la piel absorba el booster, podemos aplicar una crema facial Facialderm, las cuales también se adaptan a cada tipo de piel: seca/normal o mixta/grasa. Y, no podemos olvidar el fotoprotector.

En definitiva, la investigación en neurocosmética avanzada es clave para afrontar de raíz todos los problemas asociados al envejecimiento de la piel por estrés, y Facialderm pone a nuestra disposición una amplia gama de sérums y crema facial con tecnología avanzada para hacerles frente.