Metal Detox, de L´Oréal Professionnel: ¿qué opinan los expertos?

MARVEL STILL LIFE RANGE GLOBAL

El aire, el agua de las piscinas o el de nuestra propia ducha contienen metales: níquel, cobalto, hierro, magnesio… El peor es el cobre. Estos metales se depositan en la fibra capilar y, en grandes cantidades, la debilitan, la tornan más frágil, áspera y apagada. El departamento de investigación de L’Oréal se ha pasado más de siete años de investigación para explicar este fenómeno y encontrar una solución. Y la han encontrado: es la glicoamina, ingrediente que han aplicado a Metal Detox, una línea de cuidado y tratamiento profesional totalmente innovadores. Tres expertos en coloración nos hacen su review.

El problema es visible: tonos pajizos, mechas o balayage que no lucen como esperamos. Roturas en cabellos aparentemente sanos y clientas que se despiertan, a veces, con una mata de pelo de espantapájaros. Mechones rubios que se vuelven verdes. ¿El causante? El cobre, o mejor dicho, el exceso de este metal. La solución a este gran enemigo, hasta ahora desconocido, la ha encontrado L’Oreal Professionnel tras años de investigación. Es la glicoamina, un aminoácido presente en las proteínas de todo tipo de organismos vivos y constituyente de la fibra capilar que es capaz de aprehender los átomos de cobre que se le acercan, impidiendo que penetren e intervengan en la rotura del cabello.

Tres expertos llevan tiempo trabajando con esta línea de cuidado capilar, que se materializa en un protocolo de tres pasos destinado a garantizar la fiabilidad de nuestros servicios de color, decoloración y balayage. Estas son sus reviews.

Beatriz Mariño Paisal (Guipúzcoa)

L´Oreal 125 S

“Como peluquera, he de decir que Metal Detox ya es un imprescindible en mi salón de peluquería; un protocolo de actuación inmediata con unos resultados visibles desde el primer día. Además de proteger el cabello de nuestras clientas, nos da unos resultados de color muy nítidos y puros. Sí, esa es la palabra: se observa pureza y una luz en el color como nunca antes había visto. Además, es un protocolo super dinámico para trabajarlo en el salón de peluquería, fácil de entender y con un tiempo de exposición mínimo. Y si hablamos de textura, nos da un resultado de cabello sedoso y a la vez endurecido… ¡Yo ya no quiero y no puedo trabajar sin esto!”

metal detox

María Roberts (Studio 25; Madrid)

L´Oreal 117 S

“Bajo mi opinión personal, Metal Detox ha llegado para revolucionar el mundo del color. Va a ser un indispensable en los trabajos de color. No hay nada comparable en el mercado, y su aplicación, que es fácil y sencilla, hace aún más atractivo su uso. Sobre todo, por la limpieza y pureza del color, y porque consigue un color igualado de raíces a puntas en una decoloración. La textura que aporta el producto y el brillo sin duda es inigualable. Para mí ya se ha convertido en un indispensable en mis colores”.

Alberto Cerdán (Madrid)

L´Oreal 022 S

“Nuestro cliente cada vez está más formado y tiene real interés en saber qué se le está haciendo en el cabello. Metal Detox es un antes y un después en la coloración. No hay otro tipo de tratamiento que se asemeje. Pero, para que el protocolo sea excelente, tenemos que hacer un buen diagnostico del cabello y aplicar de una manera especial y personalizada todos los productos.

Estos son sus consejos:

Primer paso

Pulverizamos [con el pretratamiento] el cabello, dividiendo este en ocho partes, y aplicamos de puntas, medios y a raíz. Si se tiene el cabello corto, entre 8 y 10 pulverizaciones será suficiente; si, por el contrario, tiene el cabello medio o largo, se necesitarán entre 15 y 20. Es importante dejar secar al aire libre mientras preparamos la mezcla del color, balayage o decoloración. Y sobre todo, no aclararlo.

Segundo paso

Aplicaremos el champú o crema limpiadora de manera uniforme sobre el cabello húmedo hasta que haga espuma. Aclararemos el producto y lo aplicaremos de nuevo una o dos veces más, siempre haciendo un masaje suave en la raíz. Con este champú conseguiremos retirar los metales.

Tercer paso

Por último, para proteger la fibra capilar de nuevos metales, aplicaremos el acondicionador y/o mascarilla específica para el cabello. Este lo debemos analizar bien, ya que no aplicaremos el mismo producto si el cabello es fino, medio o grueso, sensible… El protocolo es especifico para cada melena.

Conseguiremos una efectividad del 90% en color. Pero, ¡cuidado! Es importante saber realizar bien la aplicación del color”.