Los tratamientos para lucir pelazo también en verano

erick larregui u LUSLLgNmk unsplash 1

Todos tenemos ganas de verano, pero también sabemos que puede arruinar nuestro pelo. Para que eso no ocurra, debemos prepararlo con tratamientos y cuidados que lo refuercen y lo protejan. Hidratación y nutrición son dos palabras que no deberás perder de vista, también debes incluir la protección. Con estos consejos, seguro que luces pelazo.

Para empezar, limpieza profunda

Es la base del cuidado, tanto de la piel como del cabello. Si queremos aprovechar al máximo los beneficios de los principios activos que apliquemos, debemos comenzar por eliminar los residuos. “Dos veces al año, y una de ellas es el verano, deberíamos realizarnos un peeling en el cuero cabelludo para retirar células muertas, restos de productos y grasa. De hecho, la exfoliación es ideal para regular la producción de sebo si tenemos el pelo graso, ya que recibe más oxígeno y, por tanto, no necesita generar más. Además, otro de los beneficios es que con el peeling regeneramos la piel y evitamos el estrés oxidativo.”, aconseja Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz.

Hidrata y da de beber a tu pelo

La falta de hidratación provoca que la melena se vea apagada, encrespada y que tienda a la rotura. En verano, sometemos el pelo a mucha presión, aportarle el agua que necesita es reequilibrarlo. “Los rayos del sol, muy intensos en esta época del año, ayudan a que actúen los radicales libres, envejeciendo nuestro pelo. Por ese motivo, tenemos que darle a nuestra melena las herramientas necesarias para estar fuerte y sano. Si tienes el pelo con tendencia al encrespamiento, es decir, falta de agua, recomiendo un tratamiento reparador a base de queratina. Nuestra fibra capilar está compuesta en un 80% por esta proteína cuya presencia vamos perdiendo a causa de la edad, la contaminación, el sol y los productos y herramientas agresivos. Reponerla es darle a la melena fuerza, elasticidad y brillo.”, asegura Charo García de Ilitia Beauty & Science.

Los cuidados del cabello fino, seco o teñido

Una melena fina, deshidratada y coloreada siempre es mucho más sensible y quebradiza. Eso le confiere unas características diferentes y necesita, por tanto, unos cuidados especiales. “Recomiendo comenzar el verano con unas puntas fuertes siempre, es decir, cortarlas para que no estén abiertas de entrada. Para tratar el pelo, un tratamiento a base de ácido hialurónico aportará hidratación, definición, brillo y cuerpo. Los beneficios de este principio activo son múltiples, pero al no aportar peso, se convierte en especialmente adecuado para melenas muy lacias y demasiado finas, en las que funciona como un efecto relleno, dándoles más densidad. Otro consejo, siempre, siempre, protector solar para que nuestro cabello, teñido o natural, no cambie de color.”, recomienda Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Proteínas de colágeno, alimento para el cabello

El colágeno es otra de las proteínas que genera nuestro organismo y la pérdida de unos niveles adecuados en nuestro pelo provoca que se vea apagado, encrespado y envejecido. “Existen tratamientos que aportan colágeno de origen vegetal muy adecuados para mejorar la cutícula, así como la estructura interna de la fibra del cabello. La acción de este tipo de protocolos consigue regenerar por dentro el pelo, nutriéndolo y rejuveneciéndolo. Tras introducir el colágeno la melena se ve hidratada, fortalecida y mucho más brillante.”, añade M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.