CUIDADOS CAPILARES DURANTE EL EMBARAZO

21 mayo, 2020
Portada - Tratamiento para el pelo
0 772 0

Aunque en ocasiones puede hacerse muy largo, realmente un embarazo es un visto y no visto. Rosi Fernández, directora del Salón Ananda Ferdi nos explica cómo cuidar el cabello durante el embarazo, siempre fiel a su filosofía de técnicas y productos naturales, libres de parabenos y sulfatos, y respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo es el cabello de una embarazada?

Normalmente, durante estos 9 meses el cabello se transforma y mejora su aspecto debido a los cambios hormonales. De pronto, nos encontramos con un cabello con más vida, con un aspecto más sano, fuerte y brillante.

Esto no significa que sea igual para todas las mujeres, pues también es cierto que muchas se encuentran con el cabello sin vida, apagado, grasiento y debilitado, sobre todo, durante el primer trimestre del embarazo que es cuando se tiene un índice más elevado de hormonas placentarias.

También en este primer trimestre puede producirse la caída repentina del cabello ya que éste se encuentra mucho más debilitado. Para evitar la pérdida del cabello es muy importante evitar utilizar champús que contengan sulfatos y siliconas ya que estos primeros deshidratan el cabello y las siliconas obstaculizan la respiración del cabello.

¿Cuáles son las rutinas de cuidados que deben llevarse a cabo durante el embarazo?

En este periodo es fundamental tratar el cabello con delicadeza y suavidad ya que su estado es frágil y tiende a partirse. Es recomendable usar cepillos de cerdas naturales y que la temperatura del agua durante el lavado siempre sea tibia.

La recomendación fundamental de los expertos de Ananda Ferdi para las mujeres que están embarazadas y quieren cuidar su pelo, es utilizar productos orgánicos que limpian de manera suave y acondicionadores con aclarado.

Además, es aconsejable utilizar una vez a la semana una mascarilla hidratante, por ejemplo, 24k de Icon, con aceite de argán y moringa y un aroma de ámbar, y una vez al mes llevar a cabo un tratamiento en el salón, como Nomeolvides, que reconstruye el interior del cabello, hidrata a la vez que repara el daño producido por agentes químicos dando fortaleza al cabello. “Si no podemos acudir a nuestro Salón de Belleza podemos optar realizar en casa una hidratación profunda” nos especifica Rosi. Por ejemplo, Inner Home de ICON, los aminoácidos que lo componen reparan y nutren, y la manteca de Karité lo hidrata y calma. También se puede utilizar diariamente como un tratamiento acondicionador para un cabello grueso, rebelde y dañado.

Si por el contrario el cabello sigue grasiento durante el embarazo, es aconsejable utilizar un champú orgánico que limpie en profundidad, como Energy de Icon cuyos aceites orgánicos estimulan y refrescan el cuero cabelludo y utilizar un acondicionador con aclarado. Una vez a la semana se puede utilizar un tratamiento nutritivo como Nourishing de Davines con una combinación de proteínas de arroz y aminoácidos.

¿Cuáles son los tratamientos más adecuados y cuáles están desaconsejados?

Muchas son las dudas que transmiten las embarazadas a la hora de decidirse a llevar a cabo algún tipo de tratamiento: ¿puedo hacerme el color o darme mechas? ¿puedo hacerme tal o cual tratamiento?

Desde Ananda Ferdi siempre recomiendan que previamente consulten con su ginecólogo, pero bajo su experiencia, si, por ejemplo, siempre que se han dado color y no se ha producido ningún tipo de alergia, irritación y todo ha sido normal, no ven necesario cambiar el tipo de coloración, aun así, en caso de duda, se pueden utilizar productos orgánicos que no contengan amoníaco o los barros que son naturales y cubren canas.

Con respecto a las mechas no hay problema porque el producto no se aplica sobre el cuero cabelludo.

En cuanto a los tratamientos que ofrecen en Ananda Ferdi, son todos aptos para embarazadas.

Los tratamientos que desaconsejan realizarse durante el embarazo son: keratinas, moldeadores o cualquier tratamiento que afecte a la estructura del cabello, principalmente porque tienen componentes químicos no permitidos en mujeres embarazadas y los laboratorios también lo desaconsejan, con lo cual lo más prudente es no llevar a cabo este tipo de tratamientos.

Recomendaciones durante el postparto

Durante el ciclo postparto, vuelve a producirse una alteración hormonal. Los niveles de estrógenos y progestágenos se reducen al igual que disminuye la producción de queratina lo que produce un debilitamiento del cabello y su consecuente caída temporal. Esto sucede normalmente a partir del cuarto mes del nacimiento del bebé y aunque posteriormente se recupera parte del cabello, suele quedar debilitado, por lo que conviene tomar o aplicar alguna vitamina para fortalecer la fibra capilar y aportar un alto contenido en nutrientes.

También es importante no olvidar cepillarse el cabello varias veces al día, lavándolo con productos suaves que nos ayuden a evitar la caída del cabello y a mantenerlo fuerte.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!