10 propósitos capilares para este 2022

Maison HairTimes 22 1

Acabamos de estrenar el nuevo año y con él las mejores intenciones para afrontar los 365 días que tenemos por delante con energía y aires renovados, ¡también en el cabello!

Si en 2022 te has propuesto transformar tu melena y prestarle los mimos que verdaderamente necesita, Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez te descubre el decálogo para un año de éxito capilar.

1. Probaré el corte francés – y ya no podré vivir sin él-.

Es el trabajo maestro capaz de conseguir el corte que más favorece a cada persona, sea hombre o mujer y una de las señas de identidad de Maison Eduardo Sánchez. Para crearlo, se realiza un trabajo haute couture totalmente a medida que utiliza el cabello para acentuar los rasgos en lugar de cubrirlos.

Se estudian las formas y proporciones del rostro y la morfología para determinar qué zonas hay que compensar o potenciar e incluso se tiene en cuenta la personalidad de cada persona para determinar cuál es exactamente el corte perfecto.

El resultado de un corte francés es un cabello perfecto para llevar en el día a día, que se puede peinar tan poco o tanto como se quiera. Una melena que se puede lavar y secar al aire, pero tan versátil, que permite trabajar diferentes peinados. Bob, lob, pixie, una melena midi o cualquier corte masculino se puede trabajar con esta técnica.

2. Empezaré a usar el champú que mi pelo verdaderamente necesita

Parece una obviedad pero todavía muchas mujeres –y hombres- no utilizan un producto de calidad para lavar su cabello y que sea adecuado a las necesidades, fundamentalmente, de su cuero cabelludo.

3. Me obligaré, de una vez por todas, a usar mascarilla dos veces a la semana – y aprenderé a aplicarla

Es la aliada imprescindible que hidrata y repara el cabello en profundidad de medios a puntas. Hay que elegirla según las necesidades de la melena en esta zona sobre el cabello muy bien escurrido con la toalla porque si el pelo está muy mojado, el agua impide que el producto penetre en la fibra capilar y su acción es mucho menor. También se puede invertir el orden y aplicarla antes del champú sobre el cabello seco, esta es una alternativa fantástica para todas aquellas mujeres que temen que la mascarilla añada peso a su melena o engrase su cabello.

4. Entenderé que los productos de styling son grandes aliados

Atrás quedaron esos productos que solo te permitían realizar peinados rígidos y nada naturales, la oferta de productos de styling es amplísima, son respetuosos con el cabello y ayudan –mucho- a conseguir la mejor versión de nuestro cabello.

Ya sea para conseguir volumen, definir rizos o darle un toque distinto a ese corte pixie, no olvides que los productos de styling ofrecen muchas más posibilidades de las que te imaginas.

5. Mimaré el color como verdaderamente se merece

Para mantener el color vibrante entre las visitas al salón, los cuidados específicos son imprescindibles. Por eso debe tratarse con productos especialmente formulados para cabellos teñidos o con mechas – champú, acondicionador y mascarilla- e hidratarlos en profundidad porque al ser más poroso, el pelo teñido, se deshidrata con más facilidad y es más sensible a las agresiones externas. Además el uso de productos repigmentantes es obligado. Y hay que prestar especial cuidado al uso de herramientas térmicas y cuando se utilicen, proteger siempre el cabello.

6. Aprenderé a usar el peine más adecuado – y cepillaré el pelo cada noche

Nada de peinarse con el cepillo equivocado. Cuando el cabello está mojado, es más frágil, por eso siempre debe cepillarse antes del lavado para garantizar un desenredo seguro y sin rotura. Tras el lavado, utiliza con mucho mimo un peine de púas anchas que respeta el cabello, es práctico y eficaz, y sirve para todo tipo de pelo.

Y por la noche, antes de dormirte, pon en práctica el sabio hábito de nuestras abuelas de cepillar el cabello. Este simple gesto contribuye a eliminar la suciedad depositada sobre el pelo durante el día, ayuda a distribuir los aceites naturales del cabello por toda la longitud y estimula la circulación sanguínea ayudando a que los nutrientes lleguen mejor al folículo piloso. Si a ello le sumas un masaje capilar, el cabello sano está casi garantizado.

Maison HairTimes 30 1

7. Invertiré de una vez en herramientas buenas

Tanto en cepillos y peines como en secadores y planchas o tenacillas de calidad, que respeten el cabello y lo mimen al mismo tiempo que nos ayuden a disciplinarlo.

8. Me atreveré con el flequillo… aunque sea uno largo y ladeado

Es capaz de transformar cualquier look y un recurso como pocos para rejuvenecer. La clave está en adaptarlo al milímetro a las facciones, a la textura del cabello y al corte. Cortina, baby bangs, largos y rotundos, ladeados, para pelo rizado…, durante todo el año serán una tendencia indiscutible y se puede coquetear con ellos en su versión más suave –ladeado y largo- e incluso probar con uno postizo como primera toma de contacto.

9. No dejaré pasar más de tres meses sin cortar las puntas o hacerme el color

Un cabello sano exige unas puntas cortadas con regularidad. Y dejar a la vista canas o raíces descuidadas a no ayuda nada a tu imagen personal. No te olvides de pautar en tu agenda las próximas visitas.

10. Protegeré el cabello de las herramientas de calor – y del sol cuando llegue el verano-.

Es un hecho: las herramientas térmicas estropean mucho el cabello. Para minimizar daños deben aplicarse siempre protectores y asegurarse de que el cabello está 100% seco antes de utilizarlas. Y en verano, es momento de darle una tregua al cabello y dejarlo secar al aire, pero sin bajar la guardia porque la protección capilar del sol es tan importante como la de la piel.