Tinte de barros ¿qué es?

9 noviembre, 2020
Coloración - Portada
0 304 0

Los remedios naturales son una opción para aquellas que temen ir a la peluquería por miedo a decolorarse el cabello o teñírselo con productos químicos. Ahora, por norma general, los salones de belleza ofrecen una alternativa natural para las que la prefieran.

Los tintes de barro, así como la henna, no están solo en los escaparates de los herbolarios. Los peluqueros profesionales han decidido sumarse a la moda verde, mucho más ecológica y respetuosa con el cabello.

La henna es el tinte natural más popular. Solo utiliza plantas trituradas para cambiar el color del pelo. Mientras que los barros utilizan arcillas, minerales y maderas.

¿Qué son los tintes de barros?

La coloración con barros se realiza con una masa de arcilla creada con tallos, tierra, flores, algas, semillas, hierbas… mezclada con agua caliente. Son 100% orgánicos y aportan beneficios de las plantas gracias a sus propiedades fitoterapéuticas.

Diferencias con el tinte

  • Los ingredientes

Los tintes clásicos se componen de amoníaco, que abre la cutícula para que el pigmento entre en la hebra capilar y la oxide.

Otros contienen peróxido de hidrógeno, para aclarar varios tonos de color. O, resorcinol y tolueno, colorantes clásicos. O, incluso, conservantes como los parabenos y el fenoxietanol.

  • Los colores conseguidos

Las coloraciones químicas aclaran los cabellos y aporta pigmentos diferentes y llamativos (colores pastel, rojo fuego …).

Los tintes vegetales como el barro aportan un tono al cabello, desde rubio oscuro, castaños, cobres, rojizos y negros. En las bases muy oscuras no se observa bien el cambio, sino unos reflejos y mucho más brillo. No aclaran el color, a no ser que se incluya agua oxigenada en la mezcla.

  • Alteración de la hebra

Los barros no alternan la estructura capilar, ni el cuero cabelludo, por lo que no se generará un efecto raíz a la larga, al contrario que con el tinte, que sí penetra e interactúa con los pigmentos naturales del cabello.

  • Hidratación

Los tintes clásicos resecan el cabello, sobre todo si son de baja calidad y hechos en casa. Mientras que los tintes vegetales aportan hidratación y engrosan la fibra, dándole más vitalidad y fuerza al pelo.

¿Cómo se aplica?

Preparación de la masa

Se mezclan los polvos con agua caliente y se bate lentamente hasta conseguir una cataplasma aterciopelado.

Cada colorista especializado en coloración vegetal tiene sus trucos. Algunos, echan un vasito de manzanilla caliente para potenciar los reflejos rubios, también sirve el limón o el vinagre.

Se deja reposar la masa hasta que esté tibia y no queme. Normalmente, servirá con media hora. En cualquier caso, no podrá reposar más de 12 horas, porque no tendrían los mismos efectos.

El proceso

El procedimiento no es difícil.

Cuando se ha preparado la pasta, se van cubriendo las raíces mechón a mechón.

Se debe empezar por la zona superior, y se va creando una bola (parecida a un moño italiano) con los mechones ya cubiertos con el tinte.

Se deja actuar durante dos o tres horas, para que el cabello vaya absorbiendo los pigmentos naturales.

Para que la absorción sea más eficaz, se puede pasar el secador, con aire caliente, durante un minuto o dos.

Se enjuaga el cabello y se lava de manera habitual.

Lo recomendable es utilizar champú y mascarilla especiales para tintes vegetales. Sobre todo, evitar los productos con parabenos y otros componentes dañinos para el cabello, de lo que ya hablamos aquí.

Pros y contras del tinte de barro

Tono de color – Tinte de barro

 Al ser un producto natural, no ocasiona ningún tipo de agresión al cabello. No rompe la estructura de la hebra; tiñe de manera superficial. Lo que no quiere decir que duren menos tiempo.

Aporta vigor al cabello, mejora su textura y le da brillo. Además, desintoxica el cabello eliminando los residuos de otros productos que lo hayan podido maltratar previamente.

El pelo pierde el frizz porque no se quema con los tintes y se hidrata con el propio barro.

En cuanto a las alergias, es cierto que el tinte convencional suele provocar más reacciones. Sin embargo, los barros también podrían causar algún picor o escozor (aunque no es lo normal). Por eso, con ambos tintes, el experto debe realizar una pequeña prueba previa sobre la mano para comprobar que no se produce reacción.

Como todo en esta vida, el barro tiene su lado bueno, pero también sus inconvenientes.

Al venir de plantas y barros, el abanico de colores es mucho más limitado que en el de los tintes clásicos, aunque puedan mezclarse entre ellos para conseguir matices diferentes. No se pueden hacer cambios de tonos muy llamativos. Y, Por la misma razón, las tonalidades nunca son exactas. Podrían varias dependiendo de cada lote o de la época del año.

¿Tinte natural para todo tipo de pelos?

Si. Tinte vegetal, ya sea de henna o de barro, para todos los tipos de cabellos.

El uso de los barros solo aporta beneficios, mejora la calidad y aporta brillo al cabello. En muchas ocasiones, sirve para prevenir y solventar problemas de caspa y grasa. La henna y el barro fortalecen la raíz y le dan grosor, por lo que será perfecto para tratar problemas de alopecia y de pelo excesivamente fino.

Y, con pelos teñidos y decolorados también es recomendable el tinte con barros siguiendo una serie de condiciones: el tinte anterior debe haber sido sin amoniaco. En el caso de que sí lo contuviera, habrá que esperar mínimo dos o tres semanas para utilizar el tinte de barro.

Sigue formándote en coloración vegetal con este post.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!