Las canas también son de pasarela

dct22021000

Su presencia en los desfiles es toda una reivindicación que está rompiendo muchos estereotipos. Por eso, los diseñadores cada vez más incluyen a mujeres maduras intentando ser más inclusivos y demostrando que la belleza no entiende de edad, sino que es un valor inherente a las propias mujeres. En este artículo te explicamos cómo llevarlas con orgullo y cómo cuidarlas con estilo.

Enfatizarlas les da más poder

Realzar nuestro color natural con una propuesta más fría, revitaliza. «Darles la vuelta a nuestras canas es una manera de lucirlas con orgullo y hacer que nos favorezcan. Si las aclaramos más, se verán actualizadas e incluso atrevidas.», aconseja Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz.

Déjalas crecer

Asociamos la madurez a pelo corto, pero las reglas han cambiado. «Algunas mujeres cuando envejecen no quieren renunciar a una melena larga que es su signo de identidad. Sin embargo, eso supone también un compromiso de mayor cuidado. Nada de encrespamiento ni de tonos amarillos.», asegura Charo García de Ilitia Beauty & Science.

Dales (y date) cariño

No hay nada más favorecedor que un pelo cuidado, sea como sea. «Muchas mujeres quieren dejarse las canas para ahorrar tiempo y dinero, pero en realidad para que se vean bien también necesitan cuidados. Utiliza de vez en cuando un champú malva o para cabellos plata que corrija los inevitables tonos amarillos que causa la oxidación, así se verán preciosas.», sugiere Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Texturiza y dale forma

Se lleva la naturalidad, aunque para conseguirla hay que trabajarla. «Dale unas ondas desenfadadas o crear un buen peinado cepillado con rulos y secador. El volumen siempre aporta energía a nuestra imagen y nos hace vernos actualizadas. Es decir, dentro de tu estilo, aplica productos de acabado para conseguir looks frescos o elegantes.», añade Felicitas Ordás de Felicitas Hair.