Cómo pintar las cejas para una gran noche

30 octubre, 2020
Cejas - Portada - Técnicas de Peluquería
0 223 0

El maquillaje en las cejas está de moda: las cejas muy finas que se llevaban en los noventa han dado paso a unas cejas más gruesas y perfiladas al más puro estilo Kardashian, tomando un gran protagonismo en cualquier maquillaje.

Es muy importante no ignorarlas a la hora de maquillar, pues pueden generar una gran diferencia en la cara, cambiando por completo la expresión.

Ya hablamos aquí sobre cómo maquillar las cejas de manera profesional, pero en esta ocasión queremos centrarnos en un maquillaje de cejas mucho más específico: cómo pintar las cejas para una gran noche.

Para un maquillaje de día se debería buscar un resultado más natural y hacer que las cejas pasaran un poco más desapercibidas, a un segundo plano. Sin embargo, para los looks de noche, las clientas suelen desear algo más potente y llamativo.

Es importante que el maquillaje de cejas vaya acorde con el del resto del rostro: generalmente para los maquillajes de noche se suele escoger un ahumado, un delineado grueso, unas sombras llamativas…por lo que convendría trabajar más las cejas para darles un mayor protagonismo.

Pasos a seguir para pintar las cejas para una gran noche

Preparar las cejas

Con un cepillo normal para cejas o un groupillon, se peina la ceja hacia arriba y hacia afuera de la cara, siguiendo la dirección del crecimiento del pelo. Para comenzar el maquillaje es importante que la ceja esté bien peinada.

Cómo pintar las cejas para una gran noche

Definir y rellenar las cejas

Para definir la ceja y conseguir un look de impacto, se puede utilizar un lápiz, siempre del color de la propia ceja. Si se quiere modificar la forma de la ceja este es el paso en el que se debe realizar; la mayoría de expertos se basan para conseguir la forma perfecta en la regla de los tres puntos que ya explicamos aquí.

Con el lápiz se define la línea inferior de la ceja, siguiendo la línea natural de la misma, pero sin marcarla demasiado. Después se va rellenando la ceja con trazos cortos, que resultarán mucho más naturales, y siguiendo de nuevo el sentido del propio pelo. De esta forma se disimularán posibles canas que existan, o pequeñas calvitas, dando un aspecto de mayor densidad.

Se alarga la ceja hasta obtener el grosor y largo deseado, pudiendo modificar ligeramente también en este paso la forma de la misma.

Para fijar el lápiz, se utiliza una sombra y, con movimientos en diagonal y una pequeña brocha biselada, se va difuminando a lo largo de toda la ceja, haciendo especial hincapié en la parte inferior. Es importante en este paso difuminar bien y no dejar restos muy visibles de producto.

Fijar y peinar la ceja

Para fijar y peinar la ceja, se realizan los mismos movimientos que en el primer paso, pero en esta ocasión con un gel especial fijador de cejas, que puede ser con algo de color – de nuevo recalcamos la importancia de escoger bien el color que se va a utilizar- o sin color si se prefiere.

Con este paso se evitará que la ceja se despeine, y permitirá que el maquillaje en la ceja tenga una duración mucho mayor.

Elevar la ceja

Un paso indispensable para conseguir el tan deseado efecto lifting o foxy eyes que está tan de moda y que consigue resaltar aún más la ceja y darle un gran protagonismo.

Se debe escoger para ello un corrector al menos dos tonos más claros que el tono de la piel, aplicándolo en la parte inferior a lo largo de todo el arco de la ceja, y posteriormente también en la parte superior, y marcando especialmente el final de la misma para que quede bien definida.

Una vez aplicado, se debe difuminar muy bien para no obtener un efecto parche.

Este paso también dará un aspecto de una ceja más “limpia”, al aclarar la piel de alrededor por si hubiera caído algo de producto en los pasos anteriores.

Qué NO hacer al pintar las cejas para una gran noche

A pesar de buscar un gran protagonismo en el maquillaje de cejas, hay algunos errores que pueden hacer que llamen la atención, pero por su falta de naturalidad.

  • Escoger un tono demasiado oscuro: el error más habitual que se suele cometer es la de aplicar un color más oscuro que el de la propia ceja. Y es que, aunque la técnica sea perfecta, si el tono escogido no es el correcto este fallo puede arruinar todo el maquillaje. Lo más aconsejable es que, en personas morenas, se escoja un tono más claro que el tono del cabello –incluso dos tonos abajo si el cabello es negro- y en personas rubias un tono más oscuro que el del propio cabello.
  • Intentar cambiar por completo la forma de la ceja: si bien con la depilación sí que es posible modificarla ligeramente para obtener el grosor y forma deseadas, con el maquillaje no conviene intentar modificarla de forma radical, sino más bien resaltar la forma ya existente. Por este motivo es importante partir de un buen diseño de cejas y nunca saltarse el paso de peinarlas.
  • Dibujar líneas muy duras al definir la ceja: recalcábamos antes la importancia de difuminar y dibujar trazos cortos con el lápiz, ya que unos trazos muy marcados alrededor de la ceja le darán un aspecto muy artificial. Es preferible hacer unos trazos finos, con aspecto de pelitos naturales.

Una vez escogido el make up potente para una noche especial, aquí también se pueden encontrar ideas para completar el look con peinados para fiestas.

Deja una respuesta

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!