¿Sales con prisa y no te secas nunca el pelo? ERROR

17 diciembre, 2019
Análisis - Noticias - Portada
0 320 0

8:35 de la mañana. Acabas de mirar el reloj porque sabes que no vas bien de hora. Otro día que no te va a dar tiempo a secarte el pelo. ¡Vaya! Pero si ayer te pasó igual y anteayer también… Y es que salir de casa con el pelo húmedo es una práctica más que común, tanto entre hombres como en mujeres y, desde luego, es algo a evitar desde que leas estas palabras. Natalia Guerrero, experta en la materia, explica por qué debemos secar nuestro cabello. ¿Corremos riesgo de perder fortaleza capilar? Quizás.

“Igual que no salimos con la ropa o el rostro mojados, tampoco lo deberemos hacer con nuestro cabello. Es uno de los motivos principales por los que nos acatarramos con mayor facilidad, pero también una de las causas más habituales de la caída del cabello. La humedad repetitiva produce que se deteriore le membrana celular de cada cabello, responsable del brillo y la fortaleza. También afecta al propio folículo piloso, que es por así decirlo el gancho que permite a nuestro pelo mantenerse bien adherido al cuero cabelludo”.

Una zona menos resistente a la humedad

La experta explica, además, que son daños que podemos no ser conscientes de ellos, ya que se van produciendo progresivamente y no nos solemos dar cuentas de ellos hasta que es demasiado tarde, cuando hemos perdido demasiada densidad y el folículo puede haber perdido una vitalidad ya irrecuperable en muchos casos.

“Esto ocurre en cierta medida porque nuestro cuero cabelludo tiene unas condiciones diferentes al resto de la piel corporal al estar más vascularizada, y su resistencia a la humedad es menor, recibiendo negativamente el exceso de agua durante un período prolongado”.

¿Hongos?

Es algo muy común en otras zonas del cuerpo, pero la realidad es que el área de nuestra cabeza, cubierta por cabello, es uno de los entornos favoritos de los hongos. Esto se debe a que mucha cantidad de pelo hace que la zona transpire menos y, si a ello le sumamos un exceso repetitivo de humedad, se convierte en una zona fértil para estos enemigos.

“Esto ocurre más aún cuando dormimos. Las almohadas son un territorio cómodo para ácaros y hongos que, si a ello le sumas una humedad adecuada para su reproducción, podrá ser el germen de nuevos bichos que se pueden asentar en nuestra melena”.

El cuidado adecuado

“Es por estas razones por las que debemos hacer un secado adecuado de nuestro cabello. Con la toalla deberemos quitar el exceso de agua sin frotar, para no dañar ni el cuero ni el propio cabello. Después deberemos secar con la ayuda de un secador a una temperatura media. Un exceso de calor puede producir también una debilitación capilar, que se queme, que se desequilibren los folículos y que surja y una aceleración de la circulación en esta región, provocando que generemos más sebo y nuestra melena adquiera una textura grasa”.

Además, conviene acudir a productos que aseguren una salud óptima, con concentrados botánicos que sean inofensivos, pero que traten y ayuden a proteger. Por ejemplo, Thickening Shampoo de RevitaLash Cosmetics cuenta con una fórmula fito-infundida con ingredientes terapéuticos y de patente propia. Asegura una hidratación completa, repone la salud capilar y notaremos cómo adquirimos sensación de mayor densidad. Lo mismo ocurre con Thickening Conditioner, un acondicionador que se vuelve el complemento perfecto al champú, y ejerce una barrera protectora ante agresiones como el calor o la contaminación.

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!