PALABRAS QUE LEER: TENDENCIAS

5 agosto, 2017
Análisis - mes - Portada
0 747 0

Por Enrique Marco García – Quiquepop


 ¿De dónde vienen las tendencias? ¿Quién las crea? ¿Cómo surgen? Estas preguntas tan difíciles de contestar son a las que muchas veces nos enfrentamos en el salón. ¿Cómo darles respuesta?

Yo, personalmente, creo que son varios los factores que se tienen que alinear para que algo funcione y “cree tendencia”. Algunas veces, esto surge de forma casual y natural y, otras, de forma forzada o interesada. Hay varias puntos a explicar para entender cuándo este fenómeno sucede, es decir, cuándo efectivamente los factores coinciden. Al final, todo en la vida pasa por una serie de condicionantes que se van uniendo y te llevan a un lugar en concreto… o a una moda.

Primero, habría que tener en cuenta a las empresas que se dedican al análisis de tendencias. Son agencias de mercado cuya función principal es estudiar formas de consumo, gustos y cambios en las costumbres. Hay dos empresas muy importantes, WGSN (Londres) y Peclers (París), que ya conocen las tendencias del 2018 y posiblemente del 2019.

Después, hay que mencionar la figura de los “coolhunters”, personas que intentan impregnarse de las tendencias que se ven en la calle y denotan diferencia. También están los “trend forecast”, que se dedican a recopilar información recogida en pasarelas, ferias, eventos de innovación, bienales, etc. Estas personas suelen trabajar para multinacionales relacionadas con la moda y en ciudades que van un paso por delante en cuanto a tendencias se refiere, como Paris, Londres, Milán o Nueva York. Los coolhunters y los trend forecast juegan un papel fundamental a la hora de diagnosticar una tendencia, pero las pasarelas siguen siendo especialmente importantes en esta tarea porque aúnan todas estas influencias diversas (de las calles, los eventos, etc.) y el lado creativo del autor o marca, que busca ofrecer propuestas que influyan en el mundo de la moda y el styling.

Foto: Rafa Galán. Modelo: Ludo Lacroix. Make-up: Lola Martínez.

Foto: Rafa Galán.
Modelo: Ludo Lacroix.
Make-up: Lola Martínez.

Hoy en día, los avances tecnológicos y la globalización hacen que algo –hablamos de una tendencia pero es aplicable a otros muchos temas– se pueda difundir muy rápido, por ello, también son importantes los “influencers”, personas que, por su repercusión, pueden marcar pautas de comportamiento. Hay muchos que son expertos en modas y tendencias pero otras veces estamos ante perfiles no profesionales que, gracias a su número de seguidores en redes sociales, han adquirido gran relevancia. Sus followers copian lo que hacen y este ejercicio de imitación es lo que consigue que algo se difunda. El copiar es casi igual de importante que el crear, para que la industria funcione.

No nos podemos olvidar de los factores económicos, psicológicos, políticos y sociales como componentes que intervienen en el desarrollo de las conductas. Las tendencias van siempre asociadas a un análisis social y de este se desprenden las macro y micro tendencias. Las macrotendencias se pronostican con 1 ó 2 años de antelación y perduran unos 7 u 8 años. Las microtendencias están en constante cambio, modificándose para abarcar gustos menos populares y diversificar las tendencias.

La confusión de tendencia con moda

Tendencia es lo que se llevará, no lo que ahora se está llevando. Por eso la tendencia deja de serlo cuando se convierte en moda, es decir, cuando un tipo de prenda o un corte de pelo se hace popular. Es curioso que nuestra clientela, en la mayoría de los casos, nos preguntan por lo que se va a llevar, “¿qué viene?, ¿qué tendencias hay?”, pero cuando le ofreces algo que pisa fuerte, no se lo suelen hacer, se esperan a que se vea más por la calle. Es un porcentaje bajo el que si se presta a experimentar un corte más novedoso, el resto prefieren hacérselo pasados un par de años.

Como veis, hay muchos factores que hacen que algo se ponga de moda pero al final es el consumidor el que decide si algo triunfa o no. No sé si con este resumen de datos, información y opinión habré resuelto alguna duda, pero el que sea complejo –y no exacto– lo hace aún más mágico.

, , ,
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!