MARÍA LUISA SICILIA: «Tengo claro que en cada curso que imparto soy yo la que más aprende»

26 diciembre, 2018
Entrevistas - Portada
0 516 0

Josep Pons nos ha regalado una de las entrevistas más sinceras, humildes y sabias que hemos tenido el honor de publicar. Cada palabra de María Luisa Sicilia destila experiencia y amor por la peluquería. Siente pasión y respeto por su profesión vocacional y consigue transmitirlo con elocuencia. Ambos compañeros, amigos y grandes maestros entablan aquí una bonita conversación.


Conozco a María Luisa Sicilia desde hace muchos años y debo decir que la faceta que más destacaría de ella es su extraordinaria honestidad. Su capacidad para las relaciones humanas denota una gran inteligencia emocional, pero la autenticidad de su forma de ser plasma una credibilidad incuestionable.

Es una mujer muy trabajadora y constante, con un admirable espíritu de superación que le ha llevado a lo más alto, tanto como empresaria como en el ámbito personal. De hecho, en Valladolid, escenario de su brillante trayectoria, es una marca reconocida y admirada.
Para mí, cuando presidía Intercoiffure, fue evidente que María Luisa tenía mucho que aportar a la asociación. Y no me equivoqué. Su contribución ha sido brillante, reconocida por todos a nivel nacional e internacional. María Luisa Sicilia es la imagen pura y dura de una gran profesional, y todo un referente para las nuevas generaciones.

Josep Pons: ¿Cómo te definirías?

María Luisa Sicilia: Como una apasionada de la imagen, del protocolo y de la moda. Sobre todo me considero una gran amante de mi trabajo, que busca exprimir cada día al máximo.

JP: ¿Satisfecha con tu carrera profesional? ¿Cambiarías algo?

MLS: Satisfecha, rotundamente sí. Quise ser peluquera desde niña pero, en casa, mi padre no estaba de acuerdo. Yo le prometí que sería capaz de aprender y ganarme la vida con esta profesión sin pisar a nadie y creo que lo he logrado. Comencé en Valladolid, en una escuela de aprendizaje, y en cuanto dominé las técnicas básicas, tuve la suerte de continuar en Barcelona, ya que mi padre era catalán y allí tenía familia. Aprendí muchísimo de grandes profesionales como Alberto Cerdán y mi gran Luis Llongueras. ¿Que si cambiaría algo? Tendría que pensarlo… si echo la vista atrás, quizá algo, pero muy poquito.

JP: ¿Qué tipo de vida haces para mantenerte en forma y poder trabajar tanto?

MLS: Intento cuidarme en lo que respecta a la dieta. Deporte, en este momento, hago poco. Dejé el esquí hace unos años, pero como dicen que el trabajo es salud, es esto lo que me mantiene en forma.

JP: ¿Cómo te inspiras?

MLS: De la lectura he ido absorbiendo todo lo que me ha sido posible. Me encanta la historia y todo el siglo pasado de moda. Todas las décadas han sido muy interesantes y variadas. En pintura, me pirra la acuarela, y supongo que me sirve de inspiración en el salón a la hora de hacer las mezclas de colores.

JP: ¿Cómo te sientes profesionalmente?

MLS: Muy bien. Cada día doy dar las gracias a todos los que me han ayudado a subir peldaños, a mis compañeros de profesión, amigos, a mis padres, que finalmente apostaron por mí. Y por supuesto, a mi marido, ya que yo siempre fui la “artista”, la cabeza visible del negocio, pero sin él, que se ocupó de toda la parte empresarial, estoy segura que no hubiera sido posible mi carrera profesional tal y como la he desarrollado. Supo hacer que cada pieza de la empresa funcionara.

JP: ¿Qué factor destacarías de tu brillante carrera?

MLS: Una buena formación es la base de cualquier carrera. Yo me propuse aprender de los grandes peluqueros que hacían eco en mi época. En España, Durán. En París, Alexandre. Y en Londres, Vidal Sassoon que, en mi opinión, es único con la tijera. Después de 40 años en esta profesión, sigo aprendiendo cada día. Desde hace años, tengo la suerte de impartir yo también formación, tanto en España como en el extranjero. Trato de motivar a mis alumnos como ellos supieron motivarme a mí y tengo claro que, en cada curso que imparto, soy yo la que más aprende con sus nuevas técnicas, su creatividad y la ilusión que ponen en su trabajo.

JP: ¿Alguien que te haya ayudado especialmente?

MLS: He tenido muchísima suerte con los compañeros con los que he coincidido todos estos años. Personas excelentes, como tú, Josep, que siempre me tendiste la mano, apostaste por mí desde el principio, sin apenas conocerme. Te estoy muy agradecida, son cosas que no olvidaré nunca.

JP: ¿Crees que le has sacado el partido deseado a tu profesión?

MLS: Creo que le he sacado y le sigo sacando cada día el máximo partido.

JP: ¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

MLS: Seguir disfrutando de mi trabajo, viajando para seguir trayendo las últimas tendencias a mi salón y hacérselo llegar a mis clientas.

JP: En tu infancia, ¿qué querías ser?

MLS: Lo tenía clarísimo. Siempre quise dedicarme a la peluquería y nunca me he arrepentido de ello. Me sigue haciendo inmensamente feliz.

JP: ¿Crees que la peluquería está suficientemente valorada? ¿Qué opinas de la peluquería low cost?

MLS: Creo que debemos valorarnos más, valorar nuestras manos, nuestros años de formación que tanto nos han costado. No se pueden tirar los precios si queremos que el país funcione, y que nuestros hijos tengan unos salarios decentes. Si tú cobras 5 euros por peinar una melena que le lleva a tu empleado entre treinta o cuarenta minutos, es imposible que él pueda cobrar un sueldo de 10 euros por ese trabajo. La ecuación es muy sencilla.

JP: ¿Has sido autodidacta?

MLS: En parte un poquito, pero más que autodidacta, he sido muy creativa. No obstante tengo mucho que agradecer a todos los maestros que he tenido, ya que sin ellos hubiera sido imposible mi carrera.

JP: ¿Cuáles son tus referentes en la vida no profesional?

MLS: En cuanto a referente en elegancia, para mí siempre está Grace Kelly. Ves fotos suyas de hace 30 años y siguen estando actualizadas.

JP: Y profesionalmente, ¿cuáles son?

MLS: Los que indiqué anteriormente. En España, Durán. En París, Alexandre. En Londres, Vidal Sassoon. Y en la actualidad, los fantásticos peluqueros que forman parte del Club Fígaro. Yo destacaría a personas como Manuel Mon y Ziortza Zarauza, gente que invierte las 24 horas del día en la peluquería y que triunfan por todo el mundo.

JP: Supongo que, después de todos estos años, tendrás muchos recuerdos, ¿uno de los mejores?

MLS: Entre los buenos, tengo París, el año que Intercoiffure Internacional me premió con la medalla de la Orden de Caballería, con la inolvidable compañía de Pedro Sixto. Disfrutamos muchísimo de que París, cuna de la moda, se acordara de nosotros.

JP: ¿Y el menos bueno?

MLS: Como en todas las profesiones ha habido momentos bajos y otros fenomenales, yo prefiero quedarme con estos últimos, porque son los que me hacen feliz.

JP: ¿Qué planes de futuro tienes?

MLS: No me planteo el futuro, sigo al pie del cañón viviendo cada día, cada momento. Por desgracia, me ha tocado vivir una situación en la que te das cuenta de cómo te puede cambiar todo en un instante, se te caen todos los planes de futuro que te habías imaginado. Así que intento disfrutar al máximo de lo que hago, de lo que tengo, de mis maravillosos nietos y mañana Dios dirá.

, , ,
Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!