Marco PM: 20 años de historia

31 marzo, 2020
Colecciones - Entrevistas - Portada
0 499 0

Marco Pérez empezó a formarse a los 15 años, pero hubo un antes y un después en su visión de la peluquería y en su compromiso con la profesión tras visitar su primera feria en Londres, cuando cumplió la mayoría de edad. La determinación que trajo de aquel viaje se materializó con la creación de su propio sello, Marco PM, y la apertura de su primer salón, que el pasado 2019 cumplió 20 años. Para celebrar su aniversario y su trayectoria, hemos hablado con el artista para repasar dos décadas de recuerdos, de esfuerzo y reconocimientos (Mejor colección femenina en 2013 y Mejor colección masculina en 2014 en los Premios Fígaro). Además, nos presenta en exclusiva su última colección, Berlín.

Pregunta.- Enhorabuena por el aniversario, Marco. ¿Cómo te sientes celebrándolo?

Respuesta.- Muy orgulloso de llegar a celebrarlo; 20 años son muchos días de lucha y perseverancia.

P.- ¿Qué recuerdas de hace 20 años, al abrir tu salón?

R.- Comenzábamos el año 2000 y la incertidumbre era grande; nadie sabía qué pasaría ni cómo se desarrollaría el nuevo siglo, pero algo tenía claro: que lucharía hasta donde hiciese falta para sacar mi proyecto adelante.

P.- ¿En qué crees que ha cambiado la profesión en este tiempo?

R.- Nuestra profesión es evolutiva y esto hace que, aunque no seamos muy conscientes, vaya modificándose todo: la pedagogía, la formación, el tipo de servicios, el valor añadido y, sobre todo, nuestra actitud delante del cliente.

P.- ¿Cuál es el secreto para triunfar y mantener el éxito tanto tiempo?

R.- Seguir creyendo en lo que haces, no bajar la guardia y, sobre todo, formarse continuamente; esto hará que nuestros sentidos estén siempre alerta ante cualquier novedad.

P.- ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a esto?

R.- La primera vez que acompañé a mi madre a una peluquería; o sea, muy pequeño.

P.- ¿Cuáles son los primeros recuerdos que tienes de las peluquerías?

R.- Desde pequeño me atraían las peluquerías, me parecía que en esos locales pasaban cosas diferentes. El ambiente distendido, los olores, los instrumentos tan extraños… Todo esto me parecía un mundo mágico que deseaba descubrir.

P.- ¿Cómo y dónde te formaste?

R.- Mi primera formación fue en Pamplona, en la academia que había en ese momento en los años 80. Posteriormente, empiezo a trabajar de aprendiz en un salón y, cuatro años más tarde, me desplazo a Londres de feria y quedo fascinado con la técnica inglesa. A partir de este momento no dejo de acudir anualmente tanto a ferias como a cursos específicos de corte y color.

P.-¿Crees que la formación es importante para ser un buen profesional?

R.- Es imprescindible si deseas bucear por las profundidades del arte de la peluquería.

P.- Cuando llevas 20 años de carrera, ¿lo has aprendido todo? ¿Cómo sigues descubriendo, innovando?

R.- Llevo 20 años con mi firma pero casi 40 en el oficio y te puedo asegurar que sigo descubriendo infinidad de cosas nuevas, ¡es lo maravilloso de nuestra profesión! Si tienes pasión por ella, nunca te aburrirá, porque está siempre en evolución. Si piensas que lo sabes todo estás perdido, no avanzas y no te emocionas; o sea, fracaso.

P.- Un consejo para los más jóvenes que estén empezando en la profesión. 

R.- Yo les diría que tienen un gran reto delante y una profesión maravillosa que hay que ir desgranando poco a poco, con mucha dedicación y pasión, que no tengan prisa por correr pero que no se detengan en su formación. Hoy en día tienen todas las herramientas para poder ser los mejores: internet, redes sociales, etc.

P.- Si tienes que elegir… ¿Peluquería femenina o masculina?

R.- Diría solo “peluquería”. Siempre he trabajado tanto al hombre como a la mujer, me gustan los dos géneros y su técnica.

P.- Dices que crees firmemente en la peluquería de autor, ¿cómo la defines, qué significa en vuestro caso?

R.- Entiendo la peluquería de autor como una peluquería de cercanía, donde el contacto con el cliente es más próximo y el trabajo es de seguimiento y personalizado.

En nuestro caso, al defender siempre este modelo de peluquería, me garantiza tener mayor control sobre ella, y tanto mis colaboradores como mis clientes se sienten más satisfechos por la atención recibida. Siempre procuro escuchar al cliente, analizar cuál es su necesidad y, así, poder hacer un buen diagnóstico con garantías.

P.- ¿Qué es lo que más te gusta del trabajo del día a día, en el salón?

R.- Recibir a mis clientes y escuchar sus necesidades, sea cual sea el trabajo a desarrollar. La verdad es que me encanta hacer un buen diagnóstico y desarrollarlo.

P.- Eres de Pamplona, ¿es cierto lo del “estilo vasco”, hay un sello personal en la zona?

R.- Sí, en el norte hay una estética más radical, y las influencias anglosajonas tienen mucho que ver con esto. Encontramos cortes más geométricos, flequillos más cortos y colores más contrastados. Hoy en día hay muchas tribus urbanas que defienden su propio estilo con valentía.

P.- ¿Cómo te defines, en lo personal y como profesional?

R.- Pasional, tanto personal como profesionalmente.

P.- ¿En qué momento te encuentras profesionalmente y qué planes o retos tienes por delante?

R.- Me encuentro en un buen momento, siento que tengo un buen poso profesional y no dejo de pensar qué voy hacer a continuación. Estoy madurando ideas sobre una próxima colección y seguiré dando formaciones de la mano de Schwarzkopf por todo el estado.

P.- ¿De qué te enorgulleces más en tu carrera? ¿Algún momento clave?

R.- Me enorgullece haber cumplido estos veinte años con mi firma y ver que el esfuerzo dio sus frutos.

Un gran momento fue cuando gané mi primer Fígaro, es inexplicable la emoción que sentí al recoger un premio en el que los profesionales valoraban nuestro buen hacer.

P.- ¿Y alguna anécdota que puedas compartir?

R.- Recuerdo un desfile en el que habíamos forrado los zapatos con fibra de vidrio para darles un punto de textura. El problema vino cuando las modelos se los fueron a poner y nos dimos cuenta de que, al secarse, se habían encogido y ¡allí no entraba ni un pie! Gracias a un compañero prudente, que nos dejó unos para poder desfilar, salimos del apuro. ¡Qué nervios!

P.- Parece que, después de todo, la gente aún no valora del todo esta profesión, ¿estás de acuerdo? ¿Por qué crees que es así  y qué se puede hacer al respecto?

R.- Los primeros en valorar nuestra profesión debemos ser nosotros, con acciones que pongan en valor nuestro hacer, y la mejor manera es ofreciendo calidad y honestidad. Si esto se cumple podremos subir nuestro ticket medio y estar a la altura de grandes profesionales.

P.- ¿Qué te gustaría que cambiara de aquí a otros 20 años?

R.- Me gustaría ver la peluquería en lo más alto. Pienso que cada día se dan mejores condiciones, sobre todo porque hay mayores posibilidades de formación tanto a nivel profesional como a nivel de gestión. La nueva generación tendrá que seguir luchando por dignificar la peluquería y no tengo ninguna duda de que lo conseguirá.

COLECCIÓN BERLÍN

Peluquería: Marco PM Team @Marco PM Estilistas

Fotografía: Mikel Muruzabal Studio

Maquillaje: Arturo Nuez

Video: Miguel Goñi

Producción: Andoni Guillén

Estilismo: Visori FashionArt  

Models: Ivy, Iulia, Amaia, Johana, Beatriz

Productos: Schwarzkopf Professional

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!