LUIS ROMERO: “NO HEMOS EVOLUCIONADO AL COMPÁS DEL COMPORTAMIENTO DE LOS USUARIOS”

27 febrero, 2018
Análisis - Entrevistas - Portada
0 480 0

En esta edición de “Grandes Maestros“, Josep Pons charla con Luis Romero, un profesional al que la palabra “maestro” le viene al pelo (y nunca mejor dicho) porque transmite experiencias y enseñanzas con cada frase. Un peluquero con alma de profesor que tiene mucho que decir. Y nosotros te lo contamos.

Por Josep Pons


FOTO JOSEP PONS

Definir a Luis Romero me es muy fácil porque lo conozco desde hace muchos años. Es un luchador nato, con un afán de superación constante y admirable, no solo en los aspectos profesionales, sino también en su empeño por cultivar todo tipo de conocimientos. Luis Romero es un gran emprendedor; procediendo de una familia de clase media, que sin embargo pasó sus dificultades cuando se instalaron en Zaragoza, superó pronto esta etapa iniciándose en el mundo de la peluquería, escalando los peldaños adecuados con visión, para convertirse en un hombre al que veo plenamente autorrealizado.

Compagina con maestría los aspectos profesionales y familiares, lo cual es difícil en alguien que, como él, ha tenido que estar mucho tiempo viajando por todo el mundo. Ha conseguido un gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, en los más relevantes escenarios del mundo de la peluquería y, sobre todo, como empresario. Compatibiliza la dirección de sus negocios con la presidencia de Intercoiffure España con resultados positivos, y puedo afirmar –por mis 18 años como presidente– que este cargo requiere la dedicación y el tiempo que exige gestionar una gran compañía. Es un hombre que ha sabido hacer algo muy difícil: planificar de forma adecuada la transición de su empresa a una nueva generación (a Nacho, Jesús, Alicia y Pablo). Una tarea muy compleja y difícil en los negocios familiares, pero él ha sabido incorporar a sus hijos y sobrinos transmitiéndoles unos conceptos y unas pautas que responden a las necesidades de su empresa.

Yo aprecio a Luis Romero, a pesar de que en algún momento hemos tenido alguna diferencia –superada con inteligencia y sentido común–, y valoro su carrera, por ello, realizo este perfil con la sinceridad y afecto que merecen tantos años de relación personal y amistosa.

_MG_4846

Josep Pons: ¿Cómo te definirías?

Luis Romero: Como una persona apasionada que aúna trabajo, familia y amigos; que organiza su tiempo como lo más valioso y se encuentra en un aprendizaje constante. Acepto y me alegro del éxito de las personas que se lo han ganado y siento que me va a faltar tiempo para hacer todo lo que me gustaría. Así veo la vida.

JP: ¿Estás satisfecho con tu carrera profesional?, ¿cambiarías algo?

LR: En términos generales, sí. Todavía atiendo a clientes que son la cuarta generación de algunas ilustres familias de Zaragoza. Mi carrera profesional me ha proporcionado una forma de vida estable, con muchas recompensas. Otra cosa es mi carrera artística; hablo de los grandes shows en las capitales más importantes del mundo. Esto deslumbra a mucha gente. Es una parte bonita, pero puede llevarte fuera de la realidad cotidiana.

Y por supuesto que cambiaría algunas decisiones para “evitar algún coscorrón”, pero, aún así, los fracasos cometidos me han enseñado mucho. Aceptar los errores te ayuda y siempre puedes sacar algo positivo. Cuantas más decisiones tomas, más posibilidades de equivocarte tienes, pero “el que no arriesga, no cruza el río”.

JP: ¿Cuál es tu código de valores por orden de importancia?

LR: La lealtad, la confianza en tus colaboradores y en tus amigos, la palabra, como un compromiso firmado. La generosidad para compartir experiencias y conocimientos. La constancia para sacar adelante aquellos proyectos en los que crees. Y el soñar con cosas que parecen imposibles y luego se hacen realidad.

JP: ¿Qué tipo de vida llevas para mantenerte en forma y poder trabajar tanto?

LR: Algo de deporte, andar y golf dos tardes a la semana. Ocho horas de buen dormir, una partida de ajedrez con mi hermano Goyo, una sana alimentación controlada por mi esposa, Ma Victoria, y mucha información y participación en actos culturales y sociales. Cuento con un equipo de buenos profesionales y mejores personas, así que el trabajo se convierte en una liberación.

PREMIOS ARAGONEX5

JP: ¿Cómo definirías tu filosofía de vida?

LR: Con dos citas: “yo soy yo y mis circunstancias”, de Ortega y Gasset, y “no quieras para otros lo que no quieres para ti”. Parece simple, pero estos mensajes crean unas reglas de juego que te conducen a compromisos de respeto y comprensión.

JP: ¿Y tu filosofía profesional?

LR: No olvidar que tenemos un negocio, saber qué vendemos, buscar y mejorar todo aquello que nos aporte valor, siempre desde el punto de vista de los/las clientes. Ser conscientes de que solos somos muy poquita cosa, que dependemos de un equipo que confía en nosotros.

JP: ¿Cómo te inspiras?

LR: Picasso decía: “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Desgraciadamente, veo mucha “fotocopiadora” adjudicada sin pudor como creación.

JP: ¿Cómo te sientes profesionalmente?

LR: Siento que estos 55 años de profesión han pasado en un minuto. Cuando partes de cero, se acaba con la alforja llena de sueños e ilusiones.

JP: ¿Qué factor destacarías de tu brillante carrera?

LR: El haber sabido nadar mientras otros guardaban la ropa. Esto ha requerido planificación y organización. También, no descuidar nunca la fuente principal de ingresos: el salón.

JP: ¿Quién que te ha ayudado especialmente?

LR: Si hiciera una lista de todas las personas que me han ayudado necesitaríamos un número especial de esta edición.

JP: ¿Crees que le has sacado el partido deseado a tu profesión?

LR: La profesión nunca me ha defraudado, por el contrario, me ha permitido viajar por todo el mundo impartiendo galas y seminarios en los lugares más deseados del mundo, como el palacio de congresos de Moscú (dentro del Kremlin), en el Jacob David Center de Nueva York o en el IBS (International Beauty Show).

JP: ¿Has sido autodidacta?

LR: Los americanos lo llaman “self-made”. En esto hay una parte de verdad, pero necesariamente necesitas la ayuda de otros; si quieres aprender filosofía lo puedes hacer leyendo, pero si quieres comprender todos sus aspectos, necesitas de buenos profesores. Así, con casi todo.

JP: ¿Qué has estudiado?

LR: Estudié música durante doce años, filosofía (que ha sido mi pasión), psicología y sociología, con el Doctor Martínez, y sofrología con el doctor A. Bueno. También he realizado dos másteres en Administración y Dirección de Empresas. He leído todo lo que he podido sobre historia, religiones, ideologías y economía. Y aún así, no soy erudito de nada ni podría sobresalir en ninguna de estas disciplinas.

IBS NEW YORK2

JP: ¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

LR: Antes hacía planes y fijaba objetivos para los próximos diez años. Ahora vivo el día a día, para pasar la empresa sin traumas a la 2a generación, compuesta por mis hijos, Ignacio y Jesús, y mis sobrinos, Pablo y Alicia. Por ahora, todo va por buen camino. Mientras, he encontrado otras sendas: más tiempo para mi familia, a las piedras (escultura), a la música (ópera), a la lectura y el deporte. Perfecciono mis técnicas de comunicación y sigo impartiendo cursos para clientes de Revlon Professional.

JP: ¿Crees que la peluquería esta suficientemente valorada?

LR: Si está como está, será por algo. Creo que algo no hemos hecho bien. El consumidor tiene una percepción distinta de lo que hacemos. Muchas cosas que para nosotros son muy importantes al cliente le traen sin cuidado. Hemos cometido muchos errores de arriba a abajo. Creo que no hemos evolucionado al compás de los cambios sociales y del comportamiento de los usuarios.

JP: ¿Qué opinas de la peluquería low cost?

LR: El low cost ha venido para quedarse. Lo hemos visto en otros sectores: H&M, Primark, IKEA, Telepizza, McDonald ́s, Pro-Duo… y un sinfín de empresas que han tenido la visión para adaptarse y modificar sus sistemas de producción y distribución, consiguiendo una buena relación calidad-precio, satisfaciendo necesidades. No me gusta, pero tendremos que aprender a competir.

JP: ¿Cuáles son tus referentes no profesionales?

LR: Las personas consecuentes consigo mismas, la gente que no quiere aparentar lo que no es, los que cada día intentan mejorar sabiendo renunciar a muchas cosas para centrarse en lo que es importante para ellos. Los que dedican tiempo y recursos para ayudar a otros. En fin, hay muchas personas buenas que con su actitud nos sirven de ejemplo y nos recuerdan las cosas verdaderamente importantes.

JP: Y profesionalmente, ¿cuáles son?

LR: Como ya he dicho, desde mis inicios son muchos los profesionales que me servían de modelos a seguir por su entrega, dedicación, estima a su trabajo y generosidad con los demás. Citaría muchos nombres, pero seguro que me dejaría otros tantos.

JP: ¿Algún temor personal y profesional?

LR: No se puede vivir con miedo. Hay cosas que no se pueden controlar porque no dependen de ti. Pero hay otras que se pueden gestionar, aceptando y comprendiendo su naturaleza.

JP: ¿Qué opinión tienes sobre el momento actual en nuestro país?

LR: Me parece vivir en el mejor de los países del mundo. Oigo quejarse a mucha gente y cuando les pregunto en qué país les gustaría vivir, se quedan cortados y la mayoría no saben qué responder. Es verdad que tenemos muchos problemas endémicos de difícil solución pero, a pesar de todo, tenemos un sector empresarial ejemplar.

JP: ¿Y sobre la situación actual internacional?

LR: Creo que existe una gran confusión y una falta de visión global de lo que queremos para el futuro. Los radicalismos y fanatismos llevan a la sinrazón a grandes sectores de la población que, envueltos en sus ideales, no ven ni aceptan otra posición que la suya.

Un agradecimiento especial firmado por Luis Romero:

A mi padre, Gregorio. Mis hermanos, Goyo, Ángeles y José María. Mi mujer, Mª Victoria, y ahora a mis hijos, Nacho, Juan y Jesús.

Profesionales: José Mª Betrián, Carmelo París, Miguel Ibard De Zaragoza, Sra. Espallargas. A los hermanos Blanco de Madrid, Eduard, Alberto Cebado, Juan Flotas, A. Belver, Cecilio Torruella y Jaime Juez, Luis Llongueras y Josep Pons, Sra. Roura y Valdeura, Miguel Griño, Alberto Boixereu, José Besó De Valencia.

Muy Especiales: Carmen Rebollo, José Colomer, Santiago Vila, Charles Waters y otros muchos. En el plano internacional: Leo Passage, fundador De Pivot Point, su esposa Lenny y sus hijos Robert y Corrine. Hanzel Valandigham de I.B.S., Eddy Carrijn, de Bélgica, Jean Françoise Demars, de Nantes. Valentina y Bassa, Dimitri, Eugenia, Sveta, Lydia, Serguei, Boris, de Rusia y muchos más. A Federico Chientaroli, de Argentina. Vivi y Rosa Acevedo, de Puerto Rico. José Almonte, de República Dominicana.  A Mario Cirilo y otros de la Coupe, de Florencia.

A la compañía Revlon Professional y a los directivos de la misma de los últimos 40 años. A Intercoiffure:  Mª Luisa Sicilia, José Besó, Santiago Vila y Manuel Mon.

, , , ,
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!