Los reflejos rubios de la niñez ahora también son posibles

28 agosto, 2018
Análisis - Pasos a Paso - Portada
0 513 0

    Diana Daureo te da las claves para conseguir los reflejos rubios de la niñez, que están siendo todo un must este verano.


¿CÓMO PODEMOS RESCATAR EL BABY BLOND, PARA QUE FORME PARTE DE NUESTRO DÍA A DÍA TODO EL AÑO, NO SOLO EN VERANO?

Para realizar los reflejos Baby Blond hay que estudiar muy bien el color de pelo que vayamos a tratar para aproximarnos al tono que ese cabello tenía en la niñez. Siempre de forma natural y resaltando la luminosidad, sobre todo de los mechones que enmarcan el óvalo facial, zona en la que siempre hay más luz en las melenas infantiles.

 

BABY BLOND  PASO-A-PASO

Para que un Baby Blond quede bien hay que tener claras 3 premisas: el color del cabello, la edad y la tonalidad de la piel.

 

COLOR DEL CABELLO

– Castaños: se utilizan entre dos y tres tonos más claros.

– Rubios: entre tres, cuatro e incluso cinco tonos más que la base.

– Morenos: un par de tonos más claros será suficiente.

 

¿Dónde?

Mechones que enmarcan el óvalo facial: es la zona que más luz aporta.

Sien y patillas: reflejos muy finos.

Frente: reflejos en degradé, tanto si se tiene flequillo, como si no.

 

 

EDAD

De los 15 a los 20 años, e incluso antes, es el periodo ideal para aplicar un Baby Blond, ya que es cuando el cabello empieza a oscurecerse.

– De los 20 a los 40, es la época en la que (siempre) queremos probar cosas nuevas. Pero algunas pueden hacernos envejecer de manera prematura. Un Baby Blond a tiempo es ideal para restar años.

– De los 40 en adelante es la etapa en la que comienzan a aparecen las canas. Para las que se tiñen de manera asidua se podrá adaptar la tonalidad de la coloración habitual con reflejos Baby Blond en la zona elegida.

 

COLOR DE LA PIEL

El color de la piel determinará la altura de los reflejos con el objetivo de conseguir un tono natural y favorecedor:

– Pieles claras y pálidas: lo idóneo es aplicar reflejos más cálidos al color de base, sin que estos sean muy claros, pues en lugar de iluminar tendríamos el efecto contrario.

– Pieles pálidas rosadas: admiten muy bien los tonos avellana y ceniza.

– Pieles claras y cetrinas: los tonos dorados y miel les aportarán más luz.

– Piel morena clara: los rubios oscuros con matiz dorado o caramelo endulzarán el rostro.

– Piel morena oscura: los tonos chocolate y café lograrán ese efecto caricia de sol sobre el cabello.

 

 

, , ,
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!