Landry Agres: humildad, perseverancia, positivismo y respeto

20 noviembre, 2019
Colecciones - Entrevistas - mes - Portada
0 343 0

A Landry Agres no le valía con ganar el año pasado el premio Fígaro a la mejor colección femenina: quería la parejita; así que en esta edición se ha llevado el premio a la mejor colección masculina con Mantra. El estilista francés ya es admirado por los profesionales de su sector, reconocido fuera de él –ha peinado a muchos futbolistas e incluso fue el peluquero oficial de la selección islandesa de fútbol en la Eurocopa de 2016- y querido por sus clientes habituales en su salón Milk, en San Sebastián; pero aún le queda mucho por enseñarnos. En esta ocasión tenemos el gran placer de conocerle un poco más y de colarnos en el backstage para descubrir su colección Panik.

CoiffureProfessionnelle: ¡Enhorabuena por el Premio Fígaro! Dos años seguidos… ¿Cómo te sientes? ¿Cuál va a ser el próximo?

Landry Agres: Me siento súper feliz, lo he disfrutado más que el primero. Ahora nos vamos en centrar en acabar bien el año y volveremos en 2020 con nuevos proyectos.

CP: Háblanos de esta colección, Panik. ¿De dónde surge el nombre? ¿Qué te ha inspirado o qué técnicas has usado?

LA: Buscaba un nombre corto y potente que pudiera reflejar nuestra forma de ser. Nos gusta mucho nuestro trabajo y nos cuesta a decir que no a un cliente, entonces muchas veces estamos en pánico en el salón. Aunque eso nos gusta.

En cuanto a la inspiración, no voy a mentir: la saco de las redes sociales. Hay tantas cosas para ver, aprender, inspirarse o adaptar… Es infinito.

A nivel de técnicas quería presentar varias formas, texturas y larguras. Utilicé una mezcla de técnicas clásicas y avanzadas, pero sobre todo rápidas, porque hicimos dos colecciones en un día y había que ser rápido y eficaz. ¡Estábamos un poco en “panik”!

CP: Echando la vista atrás, ¿cambiarías algo de tus inicios?

LA: No; claramente, no. Empecé en una pequeña peluquería en el sur de Francia, solo con una jefa un poco loca, y con muchas ganas. Era lo mejor para mí en aquel entonces, que con 16 años no tenía ninguna experiencia de la vida. He aprendido todo step by step sin saltarme nunca un escalón.

CP: Cuéntanos un momento clave en tu trayectoria.

LA: Cuando empecé a trabajar para Toni &Guy en Londres. No tenía ni dinero ni amigos y no sabía hablar inglés; mi único objetivo era sacarme el vardering (diploma que te certifica como estilista de Toni &Guy) pero era muy duro sin entender el idioma y sin entrenamiento. En la última semana del curso me faltaba mucho para conseguirlo, era casi imposible. Recuerdo que mi jefe me dijo que no pasaba nada, que tendría mas oportunidades. Llamé a mi padre, diciéndole que iba a fracasar y, para mi gran sorpresa, él me dijo que ya había ganado, que lo importante era enfocar todo en levantarse y no en la caída. Eso fue un detonante porque cinco días después, en el último minuto del curso, me saqué el diploma; ¡algo totalmente inimaginable una semana antes!

CP: Y, ¿una anécdota que siempre recordarás?

LA: En Toni &Guy Valencia tenía que cortar el pelo del mejor amigo de mi jefe. Tenía que trabajar con máquina y una vez con el corte acabado me di cuenta de que me había dejado un pelo. Quise cortarlo pero se me olvidó poner el peine a la maquina y le hice una buena avería. Todavía nos reímos de aquello.

CP: ¿Qué te hizo quedarte en España?

LA: ¡La paella y la fiesta![risas]. No, en serio, la vida. Me apetecía instalarme en una cultura latina y cerca de mi país, ya estaba cansado de la cultura anglosajona y no quería volver a Francia. Mi mujer es española, eso ayudó también.

CP: En la peluquería, ¿qué crees que se te da mejor, cuál es tu especialidad?

LA: Primero, saber escuchar y preguntar y, luego, el corte; tanto en mujeres como en hombres, sobre todo en cabello corto.

CP: ¿Qué tendencia debería acabar y con cuál te encantaría que nos atreviésemos?

LA: Los dégradés, los tupés y las barbas, ¡claramente! Estoy muy cansado de trabajar con la máquina. Molaría ver la vuelta del corte mullet reactualizado, todo hecho con tijeras.

CP: Has peinado a muchos futbolistas y a muchas actrices, ¿quién crees que lleva el mejor estilo?

LA: Me gusta mucho el estilo de Brad Pitt o Vincent Cassel.

CP: ¿A quién te encantaría peinar?

LA: Úrsula Corberó o Elsa Pataki y, de futbolistas, a David Beckham.

CP: ¿Qué sueños o retos te quedan por cumplir en tu profesión?

LA: Mi reto es no caer nunca en la rutina y poder compartir todos mis conocimientos con alguien que tenga muchas ganas de aprender y crecer. Luego, sueño con que Milk San Sebastian sea un salón reconocido a nivel nacional y poder abrir más salones con mis compañeros de trabajo, realizar colecciones y desarrollar una filosofía de trabajo reconocida.

CP: ¿Cuáles crees que son las claves que definen al buen profesional?

LA: Humildad, paciencia, perseverancia, positivismo, lealtad y respeto.

CP: Tu estilo personal es…

LA: Humildad, perseverancia, positivismo y respeto.

CP: ¿Qué papel crees que juega la prensa profesional en vuestro trabajo y de cara a la peluquería en general?

LA: Creo que la prensa profesional es un link entre los salones; nos permite ver lo que los demás hacen, tanto a nivel creativo como a nivel de negocio. Podemos sacar mucha inspiración de las redes sociales pero éstas no nos proporcionan entrevistas o reportajes hechos por un verdadero profesional del periodismo. Por otro lado, cuando recibimos las revistas en el salón, tenemos más expectativas a nivel de calidad, porque una cosa es poder ver unas colecciones en una pantalla y otra tomarte el tiempo de verlas en una página completa o con un reportaje. 


COLECCIÓN PANIK

Créditos

Peluquería_ Landry Agres

Fotografía_ Esteban Roca

Maquillaje_ Malen Buesa

Estilismo_ Patrycja Juraszczyk

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!