En Detalle: ¿Qué sabemos de la pitiriasis?

7 enero, 2020
Análisis - Portada
0 680 0

La pitiriasis, o más comúnmente llamada caspa, es muy habitual entre la población adulta, pero aún se desconocen las causas exactas que la provocan. Si se han observado, sin embargo, factores que se consideran determinantes para su aparición. Te contamos lo que sabemos sobre ella y los consejos que debes seguir (y los que no) si la padeces.

Por Paloma García Mediero
Licenciada en Farmacia
Formadora de tratamientos capilares estéticos
Directora Técnica de Laboratorios Kapyderm

La caspa común o pitirisis es una afección dermotricológica muy frecuente entre la población adulta, causada por una levadura Pityrosporum ovale, presente en la flora normal de nuestra piel, que produce irritación y un aumento de la descamación de las capas más superficiales de las células cutáneas del cuero cabelludo. La caspa no es contagiosa y raramente es una enfermedad grave, aunque parece predisponer a la piel a ciertas infecciones. Si la caspa persiste en el tiempo, lo mejor es consultar a un especialista dermotricólogo.

De origen desconocido

No se conoce cuál es la causa específica que provoca la aparición de la caspa; sin embargo, se ha observado que existen una serie de factores determinantes que influyen en su aparición, comopor ejemplo la estación climatológica del año, ya que es más frecuente en otoño. Otros factores, como la oscuridad, la humedad, la temperatura y la presencia de grasa en el cuero cabelludo hacen que este microorganismo prolifere y cause esta afección tan frecuente entre la población adulta. Decimos esto porque es muy infrecuente encontrarla entre niños y personas muy mayores, lo que supone que la actividad hormonal juega un papel importante también en la aparición de esta afección.

Se ha observado que las personas que padecen el problema de la caspa tienen incrementada la población de Pytirosporum ovale, de forma que esta llega a constituir el 75% del total de la microbiota del cuero cabelludo. Un exceso de grasa también favorece la multiplicación y desarrollo de este microorganismo, debido a que puede degradar los triglicéridos que constituyen el sebo, originando una mayor concentración de ácidos grasos libres, de efecto irritante, sobre el cuero cabelludo. Estos, a su vez, estimulan una mayor división celular en la capa basal de la epidermis y, por tanto, existe una mayor tasa de recambio celular, lo que se traduce por un aumento de los corneocitos que se desprenden o mayor cantidad de caspa. Esta es, además, una de las posibles causas de los intensos picores que se dan en el cuero cabelludo en estas circunstancias.

Características de la caspa

Esta afección se caracteriza por la presencia de escamas visibles (caspa) sobre el cuero cabelludo. Son de aspecto blanquecino y suelen depositarse sobre los hombros. A veces, cuando existe un proceso seborréico, la caspa se aglutina formando placas de aspecto amarillento y untuoso, que se desprenden fácilmente al cepillarlas (pitiriasis esteatoide). En principio no existe un proceso inflamatorio asociado, aunque como hemos visto anteriormente sí se produce una irritación profunda que nos lleva a un intenso picor y, en consecuencia, podemos observar el cuero cabelludo excesivamente enrojecido y más inflamado de lo habitual.

La Pitiriasis o caspa común se limita al cuero cabelludo, no observándose descamación ni otros signos característicos fuera del contorno de la cabeza. No es una afección contagiosa, pero si la caspa y los síntomas como el picor persisten, lo mejor es evitar el uso de champús anticaspa y /o antigrasa, que lejos de mejorar el proceso lo agravan de forma considerable, y acudir a un centro dermotricológico homologado. Allí, el personal cualificado realizará al paciente una evaluación completa para descartar otras afecciones que cursan con descamación y le propondrá un plan de salud adecuado.

En general, se procede realizando una limpieza profunda del cuero cabelludo para eliminar la caspa y el sebo -cuya descomposición por parte de Pytirosporum ovale habrá provocado el picor y la irritación del cuero cabelludo- mediante una activación celular con turba orgánica formulada según las características del cuero cabelludo descamado. Se propondrá la aplicación de un fungicida con principios activos naturales, como el romero o el fucus, hasta la desaparición de la caspa y el picor y, por supuesto, se recomendará el uso de bases limpiadorascon pH fisiológicos para no alterar más la piel del cuero cabelludo.

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!