El cabello de este otoño

4 octubre, 2018
Análisis - Colecciones - Portada
0 1583 0

Este otoño llega bajo el signo del brillo y la audacia. Siguiendo el ejemplo del maquillaje, el cabello apuesta por una luminosidad sin reservas. Colores nobles, texturas ligeras, melenas vaporosas, reflejos metálicos…fusiones de estilos que abren paso a un sinfín de posibilidades.

Desde los cabellos más cortos hasta los más largos se transforman entre las manos expertas de los peluqueros coloristas-maquilladores Camille Albane, revelando una elegancia simple que sin duda encantará a más de una mujer: sabemos que viven una verdadera historia de amor con su cabello.


 

Working girl

Desde un tradicional brushing hasta espectaculares contrastes de texturas,  el corte cuadrado se presta  a todo tipo de peinados:  basta contar con las herramientas adecuadas y los conocimientos expertos del peluquero. Para aportar ligereza al recogido, se forman rizos que se aflojan, cardan y fijan en lo alto de la cabeza para formar un moño. Luego, con mucha destreza, se despeina todo para no perder ese aspecto natural.

 

Brillo sin rodeos

¿Cómo dar relieve y volumen al cabello fino? Estructurando el corte sin pasar por alto su textura. Prueba de ello, este rubio veneciano dorado aplicado en una melena larga y degradada de forma armoniosa: una raya al medio, movimientos dinámicos en los largos y puntas alargadas y más claras. ¿Un truco? Emulsionar el henna y ondular el peinado a mitad de longitud, terminando con  la Laca de fijación suave Camille Albane.

 

Movimiento chic

Una melena corta, ligera, y versátil para el día a día.  El flequillo estructurado y sombreado se resalta con velos de luz dorada.  El resto de la melena, degradada, se acorta en los costados para darle movimiento al peinado. ¡Pasarse la mano por el cabello nunca fue tan placentero!

 

Dulce flequillo

No podemos resistirnos a la gran mecha femenina que acentúa la mirada. El largo le aporta fuerza a la vez que el movimiento la suaviza. Con la llegada del otoño, nos inspiramos de las tonalidades de la naturaleza con este color cobrizo, dorado en la raíz y trabajado con henna, el ADN de Camille Albane. Para sublimarlo, cuatro a cinco capas de dorado aplicadas en balayage, más acentuadas en las puntas. Para realzar la osadía de esta melena pelirroja, el Champú optimizador de color cobrizo veneciano Natural Pigma.

 

Look de oro

Brillo, ahora y siempre: la textura de esta hermosa melena, ligeramente degradada, se ilumina con un  juego de colores.  El marrón claro, aplicado en la coronilla, se  combina con  un moreno más oscuro a cada  lado del rostro, resaltando así la  línea de las cejas.  Además de  aportar al peinado  un alisado  ultranatural,  el brushing  infunde  movimiento  a la cabellera.

 

Corto y cobrizo

Inspiradas fuertemente en los años setenta, las tendencias invernales apuestan por peinados fuertes y esculpidos, como este flequillo liso y espeso que cubre totalmente la frente con un corte corto en bol.  Una bella interpretación del estilo garçonne, con una coloración cobrizo veneciano y reflejos ultrabrillantes que  le aportan calidez  a la melena.  ¿El toque final  para este estilo  atrevido?  El Agua  texturizante  Camille Albane,  aplicada en las  raíces para  crear volumen,  y la Cera  estructurante  ultrabrillante

Rubio noble

Un corte cuadrado y sofisticado, degradado y versátil. Un par de tijeras manejadas con habilidad es todo lo que se necesita para dar volumen al corte. El balayage luminoso color dorado cobrizo se intensifica en los contornos del rostro. Las ondas, realizadas con rizador, resaltan la mirada. Ligeras, siguen el movimiento del peinado sin apelmazarse.

 

Largos voluptuosos

El bigudí de toda la vida hace su reaparición. Armado con rulos y un rizador, su peluquero se complace en crear un estilo para una velada luminosa, esculpiendo rizos amplios, bien definidos y sublimados con un dúo de moreno claro dorado y marrón oscuro. ¡SOLO para melenas extralargas!

 

Falso corto

Trabajados, texturizados, estilizados…los cabellos son los marcan la pauta. En la parte delantera: rizos disparejos y llenos de vida, trabajados con el
rizador, en una dirección y luego en la otra. En la parte trasera: mechas cardadas y sujetadas con horquillas cerca del cuero cabelludo. Efecto glamuroso garantizado.

, , ,
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!