En Detalle: DERMATITIS SEBORREICA VS. DERMATITIS ATÓPICA

27 febrero, 2020
Análisis - Portada
0 756 0

La dermatitis es una de las afecciones cutáneas más comunes, pero hay muchos tipos y, a veces, es complicado distinguir unas de otras. Sus causas o su sintomatología pueden indicarnos de cuál se trata y, por tanto, cuál será el tratamiento más adecuado. Una de las principales diferencias es el lugar de aparición. Por ejemplo, si las lesiones aparecen en el cuero cabelludo, lo más probable es que se trate de una dermatitis seborreica, mientras que las pieles atópicas tienen predilección por los pliegues del cuerpo, entre otras zonas.

Por Paloma García Mediero
Licenciada en Farmacia
Formadora de tratamientos capilares estéticos
Directora Técnica de Laboratorios Kapyderm

DERMATITIS SEBORREICA

La dermatitis seborreica es una afección dermotricológica bastante frecuente que afecta a niños y adultos, siendo habitual la existencia de casos familiares, y que se presenta en aquellas zonas del cuerpo humano donde más glándulas sebáceas hay (zonas seborreicas), de ahí su nombre. Estas zonas son el cuero cabelludo, zonas retroauriculares, zona T de la cara, tronco, ombligo y pliegues axilares e inguinales. En estas zonas, la secreción sebácea es normal, pero el contenido en colesterol y triglicéridos del sebo es mayor, lo que parece ser una posible causa de la aparición de esta afección. Es también frecuente en ancianos con algún trastorno neurológico, lo que nos sugiere que el sistema nervioso está también implicado, al igual que es más frecuente en invierno, mejorando con la exposición al sol. El sedentarismo, consumo de bebidas alcohólicas, una alimentación rica en hidratos de carbono y grasas, sobre todo saturadas, y el estrés empeoran las lesiones.

En niños comienza a los 2 o 3 meses de vida en el cuero cabelludo, dando lugar a la costra láctea, caracterizada por la aparición de placas hiperqueratósicas de aspecto amarillento y untuosas. A veces viene precedida por una dermatitis del pañal.

En adultos, las lesiones típicas de la afección aparecen en las zonas seborreicas que, como vimos anteriormente, son el cuero cabelludo, detrás de las orejas, zona T de la cara, incluyendo cejas y párpados, zona de implantación pilosa, surcos nasogenianos y, en formas muy avanzadas, puede incluir el conducto auditivo.

Estas lesiones se caracterizan por un eritema o rojez de la piel con una descamación o placa de aspecto amarillento y untuoso, con abundante picor, ya que se ha encontrado la presencia de Pityrosporum ovale en estas zonas y, a veces, debido al picor, se producen también heridas.

Las etiología o la causa que provoca esta afección dermotricológica se desconoce, pero sabemos que la composición del sebo en las zonas más comunes de aparición de las lesiones difiere notablemente de las zonas donde no aparece. La proliferación de patógenos oportunistas como Pityrosporum ovale y factores como el estrés, el sedentarismo, una mala alimentación, etc., agravan el cuadro clínico.

Ante los primeros síntomas de aparición se debe acudir al centro dermotricológico, donde sus técnicos aconsejarán el plan de salud personalizado más acorde a las características de la persona que lo padece, con el objetivo de reequilibrar aquellas zonas de la piel afectadas por esta enfermedad.

DERMATITIS ATÓPICA

Es una afección dermotricológica inflamatoria cutánea, que se diferencia de la dermatitis seborreica por la ubicación y morfología de las lesiones, así como porque, en este caso, el pityrosporum ovale no está implicado. Se asemeja a ella por presentar un curso crónico con recidivas, con intenso picor e historial familiar. Es una afección de inicio infantil, ya que en el 90 % de los casos comienza antes de los 5 años de edad; y universal, ya que afecta a todas las razas, siendo más frecuente en países fríos con un alto desarrollo industrial y poco frecuente en climas tropicales, en la raza negra y los esquimales. Ambos sexos están afectados por igual.

La rojez y el picor intenso son los primeros síntomas en aparecer y, posteriormente, pueden aparecer otras lesiones como eccema, placas hiperqueratosis y heridas por el rascado. Estas lesiones, a diferencia de las de la dermatitis seborreica, pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo, pero tienen predilección por los pliegues, cara, manos y tronco.

En los lactantes, hasta los 2 años, se caracteriza por la aparición en primer lugar de enrojecimiento de las mejillas, que se cubren pronto de vesículas exudativas que dan lugar a la formación de costras amarillentas y eccemas. Poco a poco va extendiéndose hacia la frente, los pabellones auditivos, mentón, cuello y, si el brote persiste, puede afectar al resto del cuerpo, sobre todo a aquellas zonas más expuestas al rascado como pecho, muslos, o el dorso de pies y manos. Esta fase suele remitir antes de los 2 años pero, si persiste, las lesiones van cambiando de aspecto y localización, siendo las lesiones delimitadas, muy secas y con mucho picor, apareciendo principalmente detrás de las rodillas y codos, dorso de las manos, nuca, tronco y a veces en la cara. Este periodo abarca desde los 2 hasta los 10 años.

Si estas lesiones persisten más allá de esa edad, entraríamos en una fase del adolescente o juvenil, que suele ser una continuación de las lesiones infantiles. Sin embargo, en ocasiones, las lesiones aparecen sin previo aviso en esta edad, en forma de placas engrosadas que se localizan preferentemente en cara, cuello y pliegues de las articulaciones de brazos y piernas.

En el 80 % de los casos, la enfermedad remite espontáneamente antes de los 23 años y solo el 2 % de los afectados tienen más de 45 años.

Al igual que en la dermatitis seborreica, no se ha encontrado cura para esta afección, pero gracias a la dermotricología se establecen planes de salud personalizados para mitigar las lesiones y reequilibrar el estado de la piel afectada.

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!