Con olfato para la barbería

15 agosto, 2017
Análisis - Entrevistas - mes - Portada
0 776 4

¿Cómo ha acabado un madrileño (de Carabanchel), peluquero tradicional de señoras, en Granada cortando y peinando barbas? Juan Luis Soria, propietario del salón Soria Hair, nos cuenta la historia de una trayectoria profesional de más de 27 años llena de saltos. El último –y más arriesgado– es la puesta en marcha de la línea de productos barber Captain Cook, junto a su socio Lisardo Vicente y contando con Industrias Oriol como partner de distribución.

170320_JuanitinCobos_Shoot_GRUPO7_051 2

Juan Luis Soria personifica a la perfección las cualidades del peluquero “de toda la vida” porque, entre otras cosas, derrocha paciencia, simpatía y mucha experiencia. Su historia –como la de muchos compañeros de profesión– cuenta con buenos y malos momentos. Afortunadamente, gracias a los productos barber de moda “Captain Cook” se encuentra en una de las etapas brillantes de su carrera, una que tiene una larga proyección, cargada de éxitos. La transición de peluquería femenina a masculina fue una cuestión de estrategia y necesidad. Hace tres años, golpeado duramente por la crisis, se dio cuenta de que sólo podía hacer dos cosas: luchar o morir. Su buen olfato le llevó a poner un rincón barbero en su salón y, poco a poco, empezó a fortalecer su nueva faceta profesional, apostando por una moda que llegó para quedarse.

Captain Cook fue su apuesta y su salvación. Una línea de cuidado masculino desarrollada en su totalidad por dos profesionales, Soria y Vicente, que diseñan productos dirigidos a satisfacer los estándares de calidad de todo peluquero- barbero, con una elección cuidada de las materias primas y una imagen varonil, canalla y moderna. A día de hoy, están presentes en toda España, Brasil, Portugal, Malta y Suecia y próximamente llegarán a Dubái.

Muchas cosas han cambiando en la vida de Soria después de este último gran salto, pero otras permanecen inmutables: su valentía a la hora de enfrentarse a nuevos retos, su eterno agradecimiento a los que le ayudan día a día, su amor por la peluquería y su buen olfato barbero.

OK Liina Agur -5

Coiffure Professionnelle: ¿Cómo comenzó en el mundo de la peluquería? Cuéntenos un poco su trayectoria.
Juan Luis Soria: Empecé en 1990 de manera profesional, aunque me crié entre rulos y pinzas. Mi madre, Pilar Gómez, fue la que me introdujo en este noble arte. A día de hoy sigue siendo mi gran referente en el mundo de la peluquería. Cinco años más tarde, conocí en el Estudio Wella de Madrid a la que a día de hoy es mi mujer, Irene Osuna, que también es peluquera. El amor hizo que me trasladara de Madrid a Granada para comenzar con ella la aventura de Soria Hair. El pasado 5 de junio el salón cumplió 22 años.

CP: Ahora tiene otro nuevo proyecto entre manos. ¿Cómo surgió la idea de Capitán Cook?

JLS: La idea surge de una manera muy particular hace ya 3 años. Intuyendo el auge que puede tener el mundo de la barbería, inicié una pequeña reforma en mi salón creando un “Barber Corner”. De esta forma, empecé a traer productos de cuidado de barbas, afeitado y pomadas de otros países. Después de un tiempo, y viendo la gran aceptación que tienen, decidí junto con mi socio Lisardo Vicente crear Captain Cook Barber Products, que en un principio era para uso exclusivo de nuestros salones.

CP: ¿Por qué este nombre y esa estética tan varonil?

JLS: Decidimos que queríamos transmitir un estilo de vida, una imagen que resultara muy canalla y que el público se sintiera atraído e identificado. De ahí que no sólo tengamos una firma de productos para el hombre, sino que a esta le hemos añadido toda una línea de merchandising, con gorras, camiseta, tijeras, maquinas, secadores, cepillos y un largo etcétera.

04866

CP: Comenzó a comercializar sus productos en plena crisis. ¿Cómo recuerda esos momentos y cómo valora su iniciativa?

JLS: Los recuerdo con mucha pena porque las circunstancias no eran las mejores para mí y mi familia. Pero utilicé mis conocimientos de casi 30 años en el sector y con una inversión que no tenía –afortunadamente siempre tengo a mi madre a mi lado– decidí junto a Lisardo crear la marca. También tengo que agradecer todo el apoyo que me dio Xa- vier Bustamante, que me ayudó muchísimo en esos momentos difíciles. Captain Cook me devolvió la sonrisa.

CP: Las barberías están de moda y los hombres tienen cada vez más protagonismo entre la clientela de las peluquerías. Los estilistas se están adaptando a esta tendencia. ¿Cómo valoras el cambio en el sector?

JLS: Creo que más que una moda temporal, el mundo barber ha venido para quedarse. Considero que el hombre busca su espacio, ya sea en una barbería o en las peluquerías
unisex, con un corner adecuado para ellos. Por eso hay tantos profesionales de la peluquería femenina se están reciclando e introduciendo en la barbería.

CP: Usted mismo pasó de ser peluquero de mujeres a tener su rinconcito masculino. ¿Cómo fue ese paso? ¿Es usted diferente del “barbero tradicional”?

JLS: Así fue, yo comencé con un corner dedicado al hombre, pero he de decir que lo mío fue más necesidad que otra cosa. La crisis me atacó como a tantos españoles y era probar o morir. Vi el potencial de este servicio y tomé la iniciativa, así que no me considero barbero como tal, me considero peluquero. Utilizo técnicas tradicionales de la barbería mezcladas con las de la peluquería femenina.

Liina -2

CP: Ahora es peluquero, empresario y profesor. Háblenos un poco de sus tres facetas. ¿Cuál le gusta más? ¿Le queda tiempo libre o lo suyo es un trabajo 24/7?

JLS: ¡La verdad es que no tengo mucho tiempo libre! Trabajo de lunes a miércoles en Grupo 7 Academy, dando clases de barbería (un nuevo agradecimiento para Guillermo Rodríguez Grau, por confiar en mí). De jueves a sábado trabajo en mi salón y, entre clase y clase, corte y corte, me dedico de lunes a domingo a Captain Cook. Y… ¿cuál me gusta mas? Sería como responder “a qué hijo quiero más”. Me gusta todo por igual, aunque ver cómo avanzan mis alumnos es una sensación que realmente me hace muy feliz.

CP: Su colección masculina Oneida ha sido muy aplaudida. ¿De dónde vino la inspiración y cómo fue el proceso de creación?

JLS: Está teniendo gran aceptación y no lo esperaba. Después de tantos años en el sector nunca había pensado en hacer algo así. Creo que lo hice pensando en mis alumnos, para motivarlos. Me puse en contacto con Estación Diseño, que es una escuela superior de Diseño de Granada, y les comenté la idea. Les encantó y se pusieron a trabajar codo con codo conmigo; elegimos el vestuario, me presentaron al diseñador Juan Prohibido –que me encantó en cuanto lo conocí– y con Liina Agur, la fotógrafa, hubo conexión enseguida. Oneida es el resultado del trabajo en equipo y estoy muy contento.

CP: ¿Le veremos próximamente firmando nuevas colecciones?

JLS: Estamos preparando la siguiente. Quiero presentarme a los Premios Picasso de la peluquería andaluza.

CP: Para terminar, ¿qué consejos le daría a un compañero de profesión que está pensando ampliar su negocio o iniciar nuevos proyectos como usted?

JLS: Siempre copio una frase del Cholo Simeone y se la trasmito a mis alumnos: “si se cree y se trabaja, se puede”.

Liina Agur web-7

, , , , , , , ,
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!