Antonio Calvo, ¡uno de los grandes! Cuando la peluquería se hace arte

2 octubre, 2013
Entrevistas
0 3096 1

antonio 1Soñaba con hacer una peluquería que perdurase en el tiempo, y estamos seguros de poder decir que así lo ha conseguido. Antonio Calvo, soñaba y lo sigue haciendo, porque éste es sin duda el motor de los mejores, el engranaje del éxito. Y hoy y desde hace tiempo y por mucho tiempo más, de eso estamos seguros, Antonio es y será uno de los grandes, de los imprescindibles de una profesión a la que adora desde que era tan sólo un niño y en la que encontró todo lo que necesitaba no sólo para dirigir su propia empresa sino para desarrollar a través de ella su otra gran pasión, el arte y algunas de sus múltiples facetas.

Antonio Calvo mira hacia atrás y recuerda: “Peinaba y despeinaba a mis amigos cuando éramos pequeños. ¡Me encantaba ir a la peluquería con mi madre!”, exclama. Peluquero precoz, a los 19 años decide montar su propio salón en el pueblo coruñés que le viera nacer, Narón. Antonio quería a su vez compaginar la peluquería con el estudio de Bellas Artes. Sin embargo, explica con pasión, “en la peluquería encontré todo lo necesario para dar rienda suelta a mi faceta creativa”. Así que Antonio se volcó por completo en el desarrollo de una profesión en la que poder trabajar todas y cada una de sus dotes artísticas, que son muchas. “Esto es –asegura– lo que hace que me sienta vivo día a día”. Esto es, señores, la peluquería…

 

COIFFURE PROFESSIONNELLE.:  Antonio Calvo, desde Narón (Galicia) y hasta el fin del mundo, con una proyección internacional ‘in crescendo’. Pero, cuéntenos, ¿se imagino este éxito alguna vez?

ANTONIO CALVO.: Mis comienzos fueron muy humildes, igual de humildes que son ahora. La diferencia es que actualmente disfrutamos de unas instalaciones amplias y modernas, un salón muy versátil y hasta puedo trabajar en un estudio-taller propio. Pero todo con la misma humildad con la que abrí mi salón hace 17 años.

 

C.P.: Esta profesión ¿ha cambiado mucho con el paso del tiempo?

Colección: Eumé. Peluquería, maquillaje y fotografía: Antonio Calvo. Modelo: Sofía González.

Colección: Eumé. Peluquería, maquillaje y fotografía: Antonio Calvo. Modelo: Sofía González.

A.C.: Sí, es más, creo que cambia constantemente. Quizás antes la peluquería era más “artesana”, ahora todo es mucho mas tecnológico y visual. En mi caso, me he adaptado perfectamente, dada mi vena creativa. En mis colecciones realizo yo mismo la fotografía, la iluminación, el retoque… Todo depende de mí. Y que esa colección sea buena o no y se perciba tal y como es a través de los distintos soportes visuales es también mi responsabilidad. La peluquería ha cambiado mucho y más que lo va a hacer. Espero poder seguir evolucionando al mismo ritmo que ella.

 

C.P.: Antonio, siempre le han gustado las luces de focos y camerinos, tal y como nos ha confesado y como, de hecho, sus colecciones, de impecable factura, merecedoras de los mejores premios (The Style Master 2013, Fígaro, Novoprof…) así lo acreditan. ¿De dónde nace la inspiración? ¿De dónde la pasión?

A.C.: Nace de la belleza, de la danza, de la pintura, de lo creativo y de todas mis sensaciones y vivencias al realizar todas y cada una de ellas. A veces creo que tengo una visión muy diferente de todo lo que me rodea con respecto a lo que ven los demás. La inspiración llega de una grieta, una foto antigua o una nueva;  de la arena, de Galicia, de un árbol o de una piedra… Todo puede ser fuente de inspiración, sólo hay que observar.

C.P.: Entonces, ¿tijeras, focos…? ¿Focos o tijeras?

A.C.: ¿Alguien ha intentado cortar el cabello sin luz? (ríe). No lo sé, tengo claro que sin una buena trayectoria como peluquero es muy difícil crear peluquería de calidad para estar expuesta delante de los focos. Una sin otra es imposible. Las dos facetas me gustan aunque una me da la vida y otra me da de comer.

 

C.P.: ¿Qué ha conseguido Antonio Calvo y qué es lo dejado en el camino?

A.C.: ¿Lo conseguido? (reflexiona). A veces pienso que se me van los años y que no hago nada, que año tras año pasan 365 días y no me da tiempo a hacer todo lo que quiero, pero he conseguido vivir de mi pasión y de mi profesión. Y creo que lo que vas dejando en el camino es lo que no te hace falta, con lo cual, cuando abandonas algo que no quieres por lo que adoras no te acuerdas de lo que has dejado marchar.

 

Colección: Jellicle. Peluquería, maquillaje  y fotografía: Antonio Calvo. Modelo: Cristina Pérez

Colección: Jellicle. Peluquería, maquillaje y fotografía: Antonio Calvo. Modelo: Cristina Pérez

C.P.: A la hora de realizar una colección, ¿hay algo que le resulte especialmente complicado?

A.C.: No lo sé, creo que nada es fácil y por eso me gusta tanto. Cuando estoy en el proceso creativo lo que me resulta mas difícil es desechar los bocetos que creo que no encajan. No tiro nada, siempre pienso: “No encaja pero es una buena idea y tendré que evolucionarla para crear una colección a partir de ella”. ¡A veces creo que tengo síndrome de Diógenes de ideas!

 

C.P.: ¿Y qué es con lo que más disfruta?

A.C.: Disfruto mucho con todo porque todo forma parte de mí y de mi pasión, pero el momento de soledad delante del ordenar revelando, tratando y retocando las fotografías, con mi CocaCola light y un silencio absoluto, como dicen en el anuncio: “eso, eso no tiene precio”.

 

C.P.:  Cómo es Antonio Calvo peluquero…

A.C.: Trabajador, auto crítico, exigente. Creo que tengo mucha capacidad de trabajo y lo doy todo. Soy meticuloso y nunca voy a quedar plenamente satisfecho de ningún trabajo. Es más, pienso que el día que crea que un trabajo no se puede mejorar será el día que empiece a decrecer como profesional.

C.P.:  ¿Y cómo es Antonio Calvo empresa?

A.C.: Una familia. Somos un equipo de 8 personas. Y no me equivoco de término. Ni son peluqueros, ni estilistas, ni esteticistas. Para mí lo más importante son las personas.

 

C.P.:  ¿Cuál es el secreto del éxito de un salón y su mantenimiento?

A.C.: Creo que no hay ningún secreto. Ojalá existiese la fórmula exacta para hacer que un salón funcione y tenga éxito. Pero si tengo que decir algo: trabajo, trabajo y más trabajo.

 

C.P.: ¿Qué le aportan premios como The Style Master Revlon Professional o los Fígaro?

A.C.: Los premios me aportan algo interno que no puedo explicar muy bien con palabras. Me aportan emoción, identidad, presión, ganas…  Cuando hago una colección sólo busco la satisfacción del trabajo realizado, la libertad del momento creativo y la intimidad del procesado de la fotografía. Estos premios son así el motivo perfecto que muchos usamos para seguir creciendo, esforzándonos y creando.

C.P.: ¿Y qué aportan dichas iniciativas al sector?

A.C.: Estas iniciativas hacen que la peluquería crezca, que los peluqueros estemos más motivados a seguir y demuestran a todo el mundo que el ser peluquero es algo muy grande.

 

C.P.: Antonio Calvo sigue soñando con….

A.C.: Antonio Calvo sigue soñando con poder dedicarse más a su faceta artística. Para ello sabe que tendría que abandonar otras áreas de la peluquería pero: ¿quién no sueña con poder crear peluquería e imágenes por encargo para grandes firmas de peluquería o para grandes diseñadores? Aunque, alguien me dijo un día que cuando sueñas sólo se queda en eso: “los sueños, sueños son”, que para que algo se haga realidad hay que desearlo y esforzarse por ello. Seguiré trabajando y presentándome a diferentes concursos, sé que pueden abrirme muchas puertas.

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!