Ana Gómez Palomo & HellsBells Equipo ganador (Por Pilar Roldán)

24 junio, 2016
Entrevistas - Portada
0 2235 2

Ana Gómez Palomo, Salón HellsBells, es una mujer incansable, alegre y divertida, con las ideas muy claras y el corazón y la profesión por bandera. Forma parte y ha formado un equipo ganador en el Salón HellsBells de Madrid, del que, cuando entras ya no quieres salir y del que por supuesto, será imposible no convertirse en fiel seguidor y cliente una vez confías en ellos tu cabello e imagen. Así es Ana, así HellsBells, un recuerdo imborrable que se convierte en experiencia a repetir…

Peluquera por convicción y “de nacimiento”, ríe Ana Gómez Palomo, o lo que es lo mismo HellBells. No cabe duda alguna. Es más, su convicción y pasión absoluta por esta profesión se respiran nada más entrar en el salón. HellBells es la idea puesta en práctica de Ana y su socio Fabián A. Zibechi, sin olvidar a su sui generis y magnífico equipo, con el que disfrutar de unas horas en las que la peluquería se convierte en una experiencia única en pro del cabello y la imagen personal.

Ana es una mujer que deja huella. Emprendedora e incansable, concursante en la Categoría Color en la última edición del Trend Vision de Wella Professionals celebrada en Berlín, tuvimos la oportunidad de conocerla ya en la final española y verla trabajar en vivo y en directo, dominando de forma absoluta la materia de la que ha hecho su objetivo en la vida. Su carrera, un trayecto ascendente y sin paradas, se halla indisolublemente unido a esta marca. Pisa fuerte y tiene las ideas muy claras. “Wella me aporta una gran seguridad en todo proceso y acabado. Sé que voy a aplicar un color y el resultado va a ser perfecto y eso, para mí y para nosotros es muy importante”. En todo momento Ana Gómez Palomo se rodea, nombra y comparte con su equipo. Y es que todos ellos, Carlos “Polyester”, Rocío Delgado y Fabián, junto a Ana, funcionan a modo de engranaje perfecto, y unen a su dominio de la peluquería, su exquisita atención al cliente. Atención y mimo sin competidores en una sinfonía de notas frescas y divertidas que mueven a la alegría cuando optas por entrar y, por supuesto, quedarte en HellBells y repetir siempre.

Ana G¢mez Palomo (2)

(Ana Gómez Palomo (HellsBells) en la campaña #DamosColorAlaVida de Wella Professionals.)

Ana, no podemos estar más encantados de disfrutar de esta experiencia en HellBells con vosotros. Muchas son las cosas que queremos saber y preguntarte. Pero, empecemos por el principio o por uno de tus últimos éxitos. ¿Qué se siente cuando te nombran ganador nacional y además tienes por delante un encuentro de dimensiones tales como la gran final Trend Vision en Berlín compitiendo con y entre los mejores del mundo?

¡Mucha pasión! Pasión y entrega absoluta. Y una inyección, una gran inyección de motivación. Yo he sido siempre una mujer muy emprendedora pero gracias a Trend Vision, todavía lo soy más. ¡No quiero parar! ¡Quiero más! Eso me ha      aportado, inquietud y ganas interminables de aprender. (Exclama con pasión.)

La experiencia, deducimos de tus palabras, inolvidable…

Sí, sí… Estar allí con tan grandísimas figuras de la industria de la peluquería fue algo para mí, como bien dices, ¡inolvidable!, un hito en mi carrera. Me sentí, además, privilegiada.

¿Vas a repetir?

¡Por supuesto! (No lo duda.)

¿Cuánto tiempo empleó Ana en plasmar y confeccionar su propuesta para Trend Vision 2015?

Bueno, tuve que tener en cuenta varias cosas y organizar y elegir elementos imprescindibles para elaborar mi propuesta: fotógrafo, modelo, vestuario… Estudié todas las tendencias previamente hasta que elegí la que más me gustaba y adecuaba a mi sentir y forma de ver el cabello y la peluquería, y por supuesto, trabajé el cabello durante muchas horas y sesiones continuadas para llevarlo a dónde yo quería.

¿El apostar y participar en eventos de este tipo y confeccionar distintas colecciones, repercute y revierte a posteriori en el propio salón?

Sí, a raíz del trabajo realizado y presentado al Trend Vision de Wella Professionals, su repercusión en los medios impresos y on line, y su presencia en el propio salón, realizamos, dadas las características de la creación que elaboramos, más decoloraciones. La clientas demandan tonos rubios o cenizas, rosas, empolvados. Sin ninguna duda, este tipo de acciones, promocionan, fidelizan y suman nuevos clientes.

Competición, pero también aprendizaje y formación. Un eje sobre el que se sostiene esta profesión…

Por supuesto, desde el primer momento la formación es el eje sobre el que gira todo. Desde el primer momento aposté por ella. Cursos, encuentros, jornadas, master class…, han sido mí apuesta desde el minuto cero y siempre. Desde que tengo memoria de esta profesión he estado formándome. Es más, no es que pueda medir el tiempo que le dedico, ésta es una acción constante en mi carrera. Pienso que el aprendizaje es una de las claves del éxito en cualquier empresa y/o empeño.

¿Cuál es tu guía, Ana?

Aprender, insisto, y nunca me cansaré de hacerlo. Aprender de mis compañeros, de las personas, de mi día a día… De y con mi equipo.

¿Cómo calificarías a Wella y su oferta de formación?

Excelente. (Y se unen todos a coro, Fabián, Rocío y Carlos.) ¡La mejor! ¡Y esto no está preparado! (Ríe Ana y HellsBells al completo).

Una acción a la cuál te has unido además. Ejerces desde hace un tiempo como formadora freelanch para la marca…

Así es. Una faceta más y distinta, una oportunidad única que me brinda mi profesión. Algo diferente que me completa y donde me siento muy a gusto.

Cambiando de registro, y bajo tu propia experiencia, ¿qué le permite el porfolio Wella al profesional de la peluquería?

Un abanico amplísimo de posibilidades. Abandonamos lo plano y lineal para explorar y plasmar en el cabello y en lo referido al color un mundo insospechado de acciones y resultados. Instamatic me encanta, una coloración que empleo con clientas de todas las edades, porque aunque se trate mayormente de tonos de fantasía, son tan suaves y elegantes que los puede llevar todo el mundo. ¡No existen los límites!

Respetando siempre la calidad del cabello…

Sí, algo obligado en los trabajos técnicos y siempre en el salón de peluquería. Particularmente, y hablando de cuidado, también me gusta mucho la línea Elements, una línea eco, libre de sulfatos y parabenos que aporta hidratación y brillo máximos, un básico para mí y mi salón, sin duda.

Lo mejor de Ana es…

La disciplina, y la constancia. (Dice segura.)

¿Y como profesional?

Me encuentro a gusto tanto cortando como aplicando color, pero si he de escoger me considero casi más colorista, porque me gusta mucho; si me hacen elegir, me quedo con el color.

En lo referido a la tijera, ¿cuáles son tus preferencias?

Los cortos y midis, el pixie, el bob…

Bebes los vientos….

Por Sassoon, y en España, por Alexis Ferrer, le admiro profundamente.

HellBells es además un espacio multidisciplinar, donde lo Barbershop ocupa también su puesto…

Fabián, mi socio, es quien se ocupa del mundo masculino. La verdad es que lo Barbershop nos ha gustado mucho siempre, y también lo hemos contemplado siempre. La peluquería masculina no para de evolucionar y prestigiarse, así que en HellsBells vamos a seguir apostando por el hombre, es más,  vamos a mejorar nuestra apuesta Barber proporcionándoles a ellos una zona propia y exclusiva.

El secreto del éxito es…

No conformarse, no parar, querer más, querer, buscar la perfección, porque aunque la perfección como un absoluto no exista, sí existe como su propia búsqueda.

¿Y el secreto del éxito como empresa?

Creo que es más de lo mismo. Como empresa, hay que arriesgarse. Nos quedamos con este salón y lo hicimos nuestro en plena crisis, fuimos muy valientes y apostamos por la calidad… Por la perfección.

¿Cómo ves el presente y futuro de la peluquería?

Soy optimista, vamos por buen camino, pero tendríamos que hacer todavía muchas más cosas sin olvidar que la unión hace la fuerza. Quizá hiciera falta más unión como gremio, como profesión, para defender y conseguir más cosas.

¿Hasta dónde quiere llegar Ana Gómez Palomo? ¿Con qué sueña Ana?

En realidad no tengo un sueño en particular. Soy como decía, del día a día. Todo lo que se me presenta en la vida, lo cojo y no lo dejo para luego: todo lo que llega, lo hago.

HellsBells ya está soñando con su próximo proyecto, un proyecto de futuro, la reforma de este salón buque insignia de un modo de hacer y concebir la peluquería propio, personal y único, haciendo del cliente y su imagen, estandarte de la calidad que los guía.

Han pasado varias horas y entre tanto y tanto, “Carlos Polyester”, nos ha ofrecido, a nosotros y todos los clientes, una copa de cava y unas deliciosas gominolas en forma de nube. Alaska no ha dejado de sonar como música de fondo, y el intercambio de impresiones, atención y mimo han sido constantes vitales. Ana ha tratado nuestro cabello a la perfección y Carlos se ha decantado por dar su toque personal a este trabajo de imagen global, maquillándonos. No queremos irnos, estar en HellsBells es, podemos decirlo, toda una experiencia de belleza y bienestar en la que la profesionalidad se lleva a su último extremo, para satisfacción y beneficio de una industria en la que profesionales así son quienes la bombean.

Gracias HellsBells. Deseando repetir, ¡siempre!

IMG-20160307-WA0013IMG-20160307-WA0004

Avatar
Revista Coiffure

Ver otras noticias

Deja un comentario

Sucríbete a nuestra Newsletter

Sucríbete a nuestra Newsletter

Únete a la comunidad Coiffure y recibe en tu email las mejores ofertas y novedades del sector

Hemos recibido tus datos! Recibirás un email de confirmación en unos minutos!